viernes, 27 de septiembre de 2013

¿Cuándo vienen a la existencia los 144.000?


    El cuerpo gobernante de los testigos de Jehová asegura que los ungidos o humanos que van al cielo a reinar con Cristo son un total de 144.000, los cuales comenzaron a ser escogidos a partir del día del Pentecostés del año 33. Esta labor de selección, según el cuerpo gobernante, ha continuado durante todos estos siglos y llega hasta nuestros días.

    Sin embargo la Biblia no dice que los 144.000 comenzaron a ser escogidos en el siglo I. Al contrario, tanto en el libro de Apocalipsis como en el de Mateo se lee que la selección de éstos que el cuerpo gobernante llama ungidos se realiza en la parte final del tiempo del fin, primeramente mediante un “sellado”, antes de la gran tribulación y Armagedón, y posteriormente, cuando Cristo viene con gran poder, los reúne a todos. Como Cristo aún no ha venido, por dicha razón tampoco los 144.000 han podido ser reunidos. Los 144.000 están, pues, aún en el futuro.

    En el libro de Apocalipsis 7:3,4 leemos: No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que hayamos sellado a los esclavos de nuestro Dios. Y oí el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil”. El texto bíblico dice claramente que el sellado o visto bueno de los 144.000 se realiza poco antes de que estalle la gran tribulación y el Armagedón. Una llamada después de la expresión “los esclavos de nuestro Dios” remite a Mateo 24:31.

    Mateo 24:29-31 dice: “Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos. Y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y él enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta su otro extremo”.

    La llamada que en la Traducción del Nuevo Mundo de los testigos de Jehová aparece después de la palabra “escogidos” remite al texto de Revelación 7:3 ya considerado, donde se habla de los “sellados” o “esclavos de Dios”, de los que el versículo 4 da la cifra de 144.000 personas, que simboliza el total de los que forman el Pueblo de Dios, a razón de 12.000 individuos de cada tribu por 12 tribus. Dado que las tribus aquí mencionadas no se corresponden con las del Israel natural, se entiende que son tribus simbólicas y por lo tanto su número total también es una alegoría, máxime cuando el propio escritor del Apocalipsis menciona al principio que el ángel enviado por Jesucristo estaba presentando lo que revelaba mediante señales o símbolos.

     Cuando los simbólicos 144.000 entran en la gran tribulación, salen de ella como una “gran muchedumbre”, tal como expresa Apocalipsis 7:9 y 10. Por tanto unos y otros son los mismos y no se trata de dos grupos diferentes. Por esa razón la gran muchedumbre está delante del trono, lo mismo que los 144.000. Apocalipsis 7:15 dice textualmente que la gran muchedumbre está “delante del trono de Dios”. Una nota tras la palabra “delante” en la TNM remite a Salmo 11:4, que dice: “Jehová está en su santo templo… en los cielos está su trono”. Y la palabra griega que en el texto manuscrito aparece es “naós”, que significa “santuario del templo” y se refiere al “santísimo” únicamente, no al templo en general o a sus patios exteriores. Y ese "santísimo" se refiere al cielo mismo, donde está el trono de Dios y del Cordero.

    Con respecto a los 144.000, Revelación 14:3 especifica que “están cantando una canción nueva delante del trono”, es decir, en el cielo mismo. Por tanto, la gran muchedumbre y los 144.000 tienen el mismo destino celestial, ya que ambos son un solo y mismo grupo.

    Los 144.000 aparecen por vez primera en la fase previa a la gran tribulación, de la que salen como “gran muchedumbre”. También se les cita como “los 144.000” cuando están cantando delante del trono de Dios. No vienen del tiempo del Pentecostés del año 33, como asegura el cuerpo gobernante. La gran muchedumbre, que aparece por vez primera tras la gran tribulación (y por tanto tras el Armagedón, ya que se da a entender aquí que gran tribulación y Armagedón son una sola cosa) también está delante del trono de Dios.

    Si solamente saliera la gran muchedumbre de la gran tribulación como la entiende el cuerpo gobernante, esa gran muchedumbre no estaría todavía delante del trono de Dios. Pero, puesto que el Apocalipsis especifica que la gran muchedumbre está delante del trono de Dios, eso significa que ha pasado con éxito el Armagedón, por lo que Armagedón y gran tribulación son lo mismo; es decir, no viene primero una gran tribulación y después el Armagedón.

    El Apocalipsis es claro al decir que la gran muchedumbre “sale de la gran tribulación” y pasa directamente a ocupar un lugar “delante del trono de Dios” que está en el cielo. En esta misma posición se hallan los 144.000, pero no porque sean dos grupos distintos, sino porque esa distinción entre 144.000 y gran muchedumbre no es más que una metáfora o expresión del libro de Apocalipsis, que se explica mediante señales, símbolos o alegorías.

2 comentarios:

  1. donde quedan esas palabras de que el justo habitara la tierra y residira para siempre sobre ella??

    ResponderEliminar
  2. Interesante tu pregunta. Simn embargo llama a reflexión el hecho de que otras religiones basadas en la bibblia hablan de que los muertos (Todos los buenos o justos) van al cielo. Puede ser que se viva en la tierra y en los planetas o creaciones de Dios en todo el universo en condiciones paradisiacas... y si lo analizamos a fondo...todo el universo es cielo...verdad? Reflexión humana...mía solamente.

    ResponderEliminar