sábado, 31 de mayo de 2014

La generación de la que habló Jesucristo no puede referirse a los ungidos


    El cuerpo gobernante de los testigos de Jehová argumenta ahora que la generación de la que habló Jesucristo cuando dijo que “de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas las cosas” se refiere a los ungidos vivos en 1914 y al mismo tiempo al grupo de los posteriores a quienes aquéllos traslapan. Por ejemplo, un ungido que en 1914 tuviera 10 años, muchos años después, con 90 cumplidos, traslapa a otro de 30 años. Esto sería una generación para el cuerpo gobernante, generación que bien podría durar 130 ó 140 años, suponiendo que el ungido traslapado alcanzara los 80 ó 90 años de edad. Es de suponer que, llegados a la fecha límite sin acontecer el fin de este sistema, se encenderían nuevas luces en los dirigentes jehovistas, y aducirían que la generación puede traslaparse a un nuevo grupo de ungidos y posteriormente a otro.

    Lo que sí está claro es que el cuerpo gobernante, con la palabra generación, se refiere a los ungidos, y esa generación la entiende como traslapada; pero Jesucristo nada dijo de una generación traslapada, ni siquiera se menciona la palabra traslapada en el evangelio. ¿Realmente se refería Jesucristo a los ungidos? De ninguna manera. ¿Por qué no? Jesucristo hablaba a sus apóstoles, pero éstos no eran ungidos en aquel momento. Lo serían más tarde con el derramamiento del espíritu santo. Pero en el momento en que Jesucristo hablaba de la generación, los apóstoles no eran ungidos. Tampoco lo eran cuando celebraron la cena de despedida con su maestro, lo que significa que en la conmemoración de su muerte hoy día podrían participar de los emblemas absolutamente todos los cristianos y no solamente una clase supuestamente ungida, que no existía cuando Jesucristo celebró su cena.

    Así, pues, si los apóstoles no eran ungidos cuando Jesucristo mencionó el tema de la generación que no pasaría, está claro que él no podía referirse a ungidos. ¿A quiénes se refería, pues, con la palabra generación? Evidentemente, al conjunto de personas vivas en su tiempo. Dicha generación no pasó cuando Jerusalén fue destruída por los romanos. Jesucristo no hablaba de una generación futura, dos mil años después.

    Algo que confirma que Jesucristo se refería a la generación de su tiempo son las palabras: “Una generación inicua sigue buscando una señal” (Lucas 11:29). Se refería a la gente contemporánea que no creía en él; pero, creyeran o no, la generación de la que hablaba era la de los propios días de Jesús. Si con la palabra generación él se estuviera refiriendo a los ungidos, mal podría aplicarles Jesucristo lo de “generación inicua”. En resumidas cuentas, la generación a la que se refería Jesucristo era única y exclusivamente la de su tiempo, la que sufriría la destrucción de su ciudad capital en el año 70 de nuestra era. Aplicar la palabra generación a un grupo de vivientes que aparecería como dos mil años después es buscarle al gato más pies de los que tiene. Y si el cuerpo gobernante ha cambiado hoy día el concepto de generación, quiere decir que antes no tenía conocimiento exacto, y sin conocimiento exacto es imposible salvarse. Pero el caso es que hoy el cuerpo gobernante tiene menos conocimiento exacto que el que pudiera tener antes, al tergiversar las palabras de Jesucristo y embarullar y oscurecer aún más la Palabra de Dios.

 

2 comentarios:

  1. Referente a la ceremonia de la conmemoración, Pablo dice lo siguiente:
    1 Cor 11:26
    26 Por lo tanto, siempre que coman este pan, y beban esta copa, proclaman la muerte del Señor, hasta que él venga.

    Si ya vino en 1914, por qué siguen comiendo el pan y tomando el vino????

    ResponderEliminar
  2. En una congregacion de Argentina se esta pidieron dinero para comprar una TV PARA VER LOs SUCESOS FINALES, ¿que otra maniobra van hacer?

    ResponderEliminar