jueves, 9 de abril de 2015

¿Van al cielo los ancianos? El apóstol Pedro dice que sí


-Me surge una duda inquietante, Pedro. ¿Los ancianos van al cielo?

-Los que sean ungidos, claro que sí, Juan.

-¿Y los que no lo sean?

-No van al cielo, se quedan en la tierra.

-Pero el apóstol Pedro dice que todos los ancianos van al cielo.

-¿Cómo va a ser eso?

-En 1 Pedro 5:2 se lee: “Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia”. ¿A quiénes se refiere?

-Evidentemente, a los ancianos.

-¿A los ancianos ungidos o a los no ungidos?

-A todos, Juan.

-Es decir, a ungidos y a no ungidos.

-Eso es.

-Perfecto, pero fíjate lo que continúa diciendo 1 Pedro 5:4, textualmente: “Y cuando el pastor principal haya sido manifestado, ustedes recibirán la inmarcesible corona de la gloria”.

-Sí, ¿y cuál es el problema?

-¿Qué es la inmarcesible corona de la gloria?

-Supongo que se refiere a que los 144.000 ungidos van al cielo a gobernar con Cristo.

-Pero Pedro no habla aquí de 144.000, sino de los ancianos.

-Bueno, pero esos ancianos son parte de los 144.000.

-Entonces Pedro está hablando aquí de ancianos ungidos solamente.

-No… bueno, puede ser que se refiera solo a los ancianos ungidos.

-Pero el texto no especifica. Antes dijiste que Pedro se estaba refiriendo a todos los ancianos, ungidos y no ungidos.

-Ya… Pero se entiende por el contexto que está refiriéndose a los ungidos solamente, que son los que van al cielo.

-Ahí Pedro habla de ancianos, sin especificar. Está claro que todos los ancianos van al cielo.

-Ya te he dicho que solo van al cielo los ungidos.

-Pero repito que Pedro no hace diferencias entre ancianos ungidos y no ungidos. Y si la Organización del cuerpo gobernante dice que el texto aplica a todos los ancianos, es que Pedro habla a todos los ancianos.

-Bueno… ya me pones a dudar, Juan.

-Una de dos: o solamente pueden ser ancianos los ungidos, que son los que van al cielo, o todos los ancianos, ungidos y no ungidos, van al cielo.

-Hum…

-Según Pedro, entonces, los no ungidos no pueden ser ancianos, puesto que menciona que los ancianos van al cielo a recibir la inmarcesible corona de la gloria.

-Pues tendré que estudiar más detenidamente esos textos.

-Y otra cosa, Pedro: ¿cuándo reciben la corona de la gloria los ancianos y por ende todos los ungidos?

-Cuando resucitan a vida celestial.

-¿Y han resucitado ya?

-Los que han muerto, sí. El esclavo dice que resucitaron en algún momento entre 1914 y 1935.

-Y dime una cosa. ¿Qué quiere decir Pedro con las palabras ‘cuando el pastor principal haya sido manifestado…”

-Significa cuando Cristo se manifieste en poder y gloria, en el Armagedón.

-¿Y se ha manifestado así?

-Todavía no, por supuesto.

-Entonces ¿cómo han podido resucitar los ancianos y demás ungidos entre 1914 y 1935?

-Ah… buena pregunta. Claro… si Jesucristo no se ha manifestado aún en poder y gloria… nadie ha podido resucitar a vida celestial.

-Ese es el punto. Ese y el que todos los ancianos van al cielo. Y si solamente van al cielo los ungidos, quiere decir que los que no son ungidos no pueden ser ancianos, puesto que no reciben la corona de la gloria y se quedan en la tierra.

-Supongo, Juan, que el cuerpo gobernante tendrá alguna explicación para los textos que hemos considerado.

-No la tiene, sencillamente porque aún no ha caído en el significado real de los textos de Pedro. En cuanto se dé cuenta de lo que dicen, empezará a hacer elucubraciones y encenderá nuevos focos tergiversando los textos, por supuesto.

-Será cuestión de esperar, Juan.

-Será cuestión, Pedro. Mientras tanto, a tragar carrete.

 

 

3 comentarios:

  1. Pero la manifestación(epifanía) aun es futura,todavía no se ha efectuado.

    ResponderEliminar
  2. Entonces si la Biblia fue escrita solo para los ungidos, ya no es necesario que yo la lea ¿de qué provecho me sería?. en todo caso 2 Timoteo 3:16,17 les aplicaría solo a ellos.

    ResponderEliminar
  3. Permitidme mencionar las palabras de Jesús: "Tengo muchas cosas que deciros pero no las podríais soportar". Así de sencillo. No sirve de nada pensar si vamos al cielo, si nos quedamos aquí, si vendrá Armagedón, si Cristo gobierna, si los ungidos ya están completos.... Todos los que se murieron iría cada uno a su lugar correspondiente. Tal vez nunca lo sepamos. El fin llegará a cada uno de nosotros del mismo modo e iremos también a donde nos corresponda igual que ellos. Insisto: "ES ASÍ DE SENCILLO".

    ResponderEliminar