miércoles, 27 de mayo de 2015

Preocupación entre los testigos españoles por la renovación del Betel de Ajalvir

 

    Es cierto que una mayoría de los testigos de Jehová -no tan inmensa como pudiera parecer-, debido a la emoción del momento y a los llantos de los altos dignatarios ajalvireños y otros que aparecen en el video presentado la pasada semana en las congregaciones -dirigentes que ponen el grito en el cielo porque dicen que la organización no tiene fondos-, están o parecen estar en principio dispuestos a apoyar la gran acometida de obras que se realiza en el Betel de Ajalvir, no se sabe con qué verdaderos motivos, pues lo alegado en el video suena farisaicamente a muchos oídos, incluso de siervos ministeriales y ancianos.

    Ante la urgente, descarada y desacertada petición del cuerpo gobernante de solicitar fondos y mano de obra voluntaria y gratuita para la remodelación y reconstrucción de la sucursal de Ajalvir (Madrid), destacamos y resumimos varias preguntas formuladas a los ancianos -que no saben cómo reaccionar- por adeptos de distintas partes de España (según información que se nos está remitiendo principalmente desde Madrid, Barcelona y Sevilla):

    1.- ¿Por qué se derriban varios edificios para construir otros, si están completamente en buen uso los que se construyeron en las décadas de los ochenta y noventa? ¿Para qué derribar los edificios centrales y construir otro más pequeño para oficinas, que en un futuro puede quedarse demasiado pequeño y habría que reconstruir más edificios? ¿Por qué no se aprovechan las instalaciones existentes y no que se derrocha el dinero en otras nuevas? ¿Por qué se alega que los edificios precisan mucho mantenimiento cuando los hermanos realizan gratis ese mantenimiento? ¿Por qué aducen que es demasiado gasto cuando los nuevos edificios también conllevarán los suyos y que al final serían de la misma cuantía, euro arriba o abajo?

    2.- ¿Qué utilidad tendrán esos nuevos edificios si ya no existe la imprenta que publicaba la literatura para España y otros países? Por cierto: ¿por qué razón se tuvo que llevar la imprenta a Londres? ¿Es que había que pagar tributos?

    3.- ¿Para qué se quiere ubicar en el Betel ajalvireño un ejército de traductores, redactores y especialistas en informática? ¿Para qué un estudio de televisión y grabación? ¿Realmente hacen falta? ¿No pueden realizar desinteresadamente el trabajo en sus propias casas y no que habrá que aportar más fondos para mantenerlos?

    4.- ¿Para qué se quiere mantener en España una sucursal tan costosa y sin utilidad práctica? ¿No sería más cristiano emplear esos fondos en atender a hermanos que se ven incluso obligados a pedir alimentos a Cáritas y otras organizaciones humanitarias y religiosas porque en sus respectivas congregaciones les da vergüenza mendigar y, de ser atendidos, lo serían un par de veces solamente y por compromiso? Muchos hermanos parados se sienten culpables por el texto de ‘quien no quiera trabajar que no coma’. Ellos sí quieren trabajar, pero no encuentran ocupación. De vez en cuando, cuando les surge, realizan algún trabajo esporádico. La congregación no atiende obras de caridad con los verdaderamente necesitados. Y los hermanos en particular no están sobrados de medios para atender constantemente a quienes de verdad lo necesitan. Es increíble la pobreza por la que atraviesan muchos hermanos y de la cual ni se atreven a hablar a los demás.

    5.- ¿Por qué hemos de aportar fondos los testigos que estamos en paro y sin apenas medios de subsistencia, o jubilados con escasos ingresos? ¿Hemos de quitar el pan a nuestras familias para que no les falten comodidades superfluas a unos señores que viven como reyes a costa de los pobres y engañados hermanos que ya ni creen en el ‘alimento espiritual’, tal como literalmente han expresado algunos hermanos ya desesperados?

    6.- ¿Puede ser ésta la religión verdadera? ¿Pidió Jesucristo dinero para construir edificios para una supuesta obra de predicación mundial? ¿Puede una religión que dice ser la verdadera tener tantos edificios cuando hay hermanos que ni siquiera tienen casa y son hospedados caritativamente por otros hermanos que también son pobres? Santiago dice que la adoración verdadera es ‘cuidar de la viudas y los huérfanos en su tribulación’ (Sant. 1:27).

    7.- ¿Los trabajadores voluntarios, que no percibirán ni un céntimo por su trabajo, estarán dados de alta en la seguridad social todo el tiempo que trabajen o solo se hará el paripé y les darán de alta un par de horas diarias aunque trabajen todo el día?

    8.- ¿Qué ocurrirá cuando se terminen las obras? ¿Se venderá el complejo a algún oculto comprador que pudiera haber solicitado tal remodelación para definitivamente cerrar el trato?

    9.- ¿Para qué quieren construir nada si el fin está tan cerca como aseguran? Tan cerca como que de muy arriba se oye decir si la de este año no será la última asamblea antes del Armagedón. ¿No es más práctico dedicar el tiempo, el dinero y el esfuerzo a predicar más?

    10.- ¿Qué ocurrió con la bendición de Jehová que tenían los antiguos edificios de Betel Ajalvir? ¿Por qué se derriba la mayor parte y se construyen edificios menores? ¿Es que es menor la bendición de Jehová? ¿Es que decrece la obra en España? ¿Nos oculta datos el cuerpo gobernante? ¿Todos estos señores de Ajalvir que tanto lloran, realmente creen en lo que nos están largando? Sus rostros parecen denotar que no.

    11.- Un anciano de Sevilla formula además esta pregunta: ¿Por qué se están cerrando tantos importantes salones del reino en España, que están en perfectas condiciones, algunos de ellos reestructurados, y se envía a los hermanos a otros salones más lejanos, siendo el caso que gran parte de ellos, por causa del trabajo o por lo que sea, no podrán asistir a las reuniones o al menos no podrán llegar a tiempo a las mismas?

    12.- Un anciano de Madrid: ¿Por qué se obliga a desplazarse a tantos hermanos a otras ciudades para las asambleas no regionales, cuando hasta ahora se venían celebrando en cada ciudad? Muchos de esos hermanos están sin trabajo y no pueden costearse el más simple desplazamiento sin tener que desatender la manutención de sus hijos.

    13.- Un anciano de Barcelona: ¿Por qué no se emplea en la construcción de la central de Ajalvir el dinero recaudado en la venta del salón de Horta, salón que fue transferido a una iglesia protestante? ¿Por qué ha de estarse siempre mendigando fondos a los hermanos, y más cuando ya están atendiendo la resolución de aportaciones para salones del reino? ¿Es que hay que efectuar otra resolución aparte para la reconstrucción de Betel? ¿De dónde van a sacar tanto dinero si no lo ganan? Muchos hermanos de aquí están constantemente preguntando todo esto y más cosas, y yo personalmente no podré aguantar este martirio por más tiempo sin que solicite ser relevado de mi responsabilidad en la congregación.

    Suponemos que los tipos del cuerpo gobernante dirán a todo lo aquí citado que la viuda que echó dos monedas de ínfimo valor, que era todo cuanto tenía, es un ejemplo para los hermanos (Lucas 21:1-4). Así que si un hermano carece de lo más esencial, parecen estar insinuando, todavía puede sacrificarse y contribuir monetariamente de alguna manera, aunque se quede sin nada, como la viuda del cuento de Lucas. Olvidan estos del cuerpo gobernante que Jesucristo también dijo: ‘Quiero misericordia y no sacrificio’ (Mateo 9:13).  

El y sus apóstoles llevaban una bolsa para sus gastos, sí, pero también para repartir a los necesitados. Y esa bolsa era mucho más pequeña que la bolsa del cuerpo gobernante. 

 

 

4 comentarios:

  1. Fenomenal lo que has escrito. Parece que eres capaz de leer el pensamiento de muchos hermanos de España.

    Tal vez, la única pregunta que echo en falta, es la siguiente: ¿Dónde está el presupuesto de este derribo/transformación/obra? En plata, ¿de cuánto dinero estamos hablando?

    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás, JHK, nadie conoce el presupuesto. Pero, como insinúa un prominente hermano de Barcelona, con los 4 millones de la venta del salón de Horta sobraría para los materiales, dada la ridiculez de edificio que piensan levantar. La mano de obra ya sabes que es completamente gratis. De Barcelona me dicen que los hermanos no están muy por la labor de aflojar la billetera.

      Eliminar
  2. Cuatro millones por la venta de la "catedral" en Barcelona que se han volatilizado..., ¡nadie sabe dónde están!

    ResponderEliminar