domingo, 14 de junio de 2015

El enigma del 'esclavo fiel y discreto'



    En enero de 1876, Charles Taze Russell, que fundaría el movimiento de los Estudiantes Internacionales de la Biblia (testigos de Jehová a partir de 1931) recibió la revista “El Heraldo”, editada por el adventista Nelson Horatio Barbour. Russell se interesó por ciertos artículos de la misma y contactó con Barbour, que le convenció, entre otras cosas, de que la presencia invisible de Cristo en su reino celestial había comenzado en 1874 y que en 1914 tendría lugar su venida visible para destruir todos los reinos de la tierra en lo que se conoce como la batalla de Armagedón. Ambos, Russell y Barbour, se asociaron y colaboraron juntos por un tiempo en la edición de literatura religiosa, hasta que, por desacuerdos, decidieron separarse. Russell defendió fanáticamente las fechas heredadas de Barbour, las cuales predicó a diestro y siniestro como si fueran genuinos dogmas de fe.

    En 1879 Russell funda la revista “Watchtower de Sión”, hoy conocida en los países de habla hispana como La Atalaya. En 1881 participa con el 10% (500 dólares) en la constitución de la Sociedad Watchtower, de la que era presidente y accionista principal William Henry Conley, que ostentaba el 70% de las acciones (3.500 dólares), participando con el restante 20%  (1.000 dólares) el padre de Charles, Joseph Russell. Conley aportó además el capital para publicar el libro “Alimento para cristianos pensadores” y otra literatura. Tras retirarse Conley de la Sociedad, Russell, por imperamento legal, la reestructuró en 1884, nombrándose él mismo presidente de la misma. Russell continuaba publicando por su cuenta la revista La Atalaya, aparentemente para la distribución gratuita al público; pero se la cobraba a la propia Sociedad Watchtower, que corría así con los gastos de publicación.

    A Charles T. Russell se le consideraba el Esclavo Fiel y Discreto de la parábola de Jesucristo en Mateo 24:45-47. Este “esclavo” del que Jesús habla es el que debería encargarse de dar el alimento correcto de la verdad al debido tiempo. Como Russell mismo escribía y publicaba con su nombre los libros que contenían el hipotético alimento espiritual, además de redactar los artículos de La Atalaya, por dicha razón sus adeptos entendían que él era el Esclavo Fiel y Discreto. La colección literaria de seis tomos de Russell se conoció en un principio como “La aurora del milenio” y posteriormente como “Estudios en las Escrituras”.

    Cuando Russell murió el 31 de Octubre de 1916, le sucedió en el cargo Joseph Franklin Rutherford, quien, como su antecesor, escribía y publicaba con su nombre todos los libros que imprimía la Sociedad Watchtower, que popularmente se conocía como “la colección Arco Iris”, a la vez que se encargaba de redactar personalmente los folletos y las páginas de La Atalaya. Rutherford cambió el punto de vista que se tenía de que el Esclavo Fiel y Discreto había sido Russell y a partir de 1927 estableció que la clase del “esclavo” la componía el grupo de los “ungidos”, es decir, absolutamente todos los Estudiantes de la Biblia, ya que entonces a todos se les catalogaba como ungidos. Quiere decir que, como a todos se les consideraba el Esclavo Fiel y Discreto, absolutamente todos estaban dispensando el alimento correcto a los domésticos, que eran ellos mismos.

    Fallecido Rutherford el 8 de enero de 1942, ocupó la presidencia de la Watchtower Natan Homer Knorr. Sin embargo, él no acometió la tarea de escribir y redactar, sino que le encargó tal cometido a su vicepresidente, Frederick William Franz, que en 1977 alcanzaría la presidencia. Franz escribió en solitario, aunque sin publicar su nombre como autor, todos los libros, folletos y páginas de las revistas publicadas por la Watchtower hasta 1975, indudablemente, auxiliado por ayudantes. A partir de 1976 se ocupó de la redacción literaria y de las riendas de la Sociedad Watchtower el Cuerpo Gobernante, que había sido creado en 1971.

    El Cuerpo Gobernante afirma que, como tal, ha existido desde el principio de fundarse la Watchtower, sin mencionar que presupone su primera existencia desde el Pentecostés del año 33 de nuestra era. Para ello considera con carácter retroactivo que la Junta de directores de la Sociedad Watchtower era al mismo tiempo el Cuerpo Gobernante. Sin embargo, a partir de 1971 empezaron a coexistir, por un lado, la Junta de directores de la Watchtower y, por otro lado, el Cuerpo Gobernante. Si el Cuerpo Gobernante hubiera sido la antigua Junta de directores, ésta última no tendría por qué existir ya. A día de hoy continúan lado a lado tanto el Cuerpo Gobernante como la Junta de directores de la Watchtower.

    Hasta Octubre de 2012 el Cuerpo Gobernante pregonaba que el alimento espiritual de la verdad, que se daba principalmente por medio de la literatura de la Watchtower, lo proporcionaba el Esclavo Fiel y Discreto. Para ello aseguraba que, desde los tiempos de Russell, pasando por los de Rutherford y Knorr, tal esclavo lo componía el entero grupo de ungidos, dirigidos por el Cuerpo Gobernante. Si así fuera, debería haber sido este esclavo compuesto o grupo de ungidos el autor material de la literatura, y no hubiera habido necesidad de que Russell y Rutherford firmaran los libros con sus propios nombres. Lo mismo se aplicaría a los libros escritos por Franz hasta 1975, siendo su publicación más polémica la titulada “Vida eterna en libertad de los hijos de Dios”.

    Desde Octubre de 2012, el entero grupo de los ungidos ya no son parte del Esclavo Fiel y Discreto, sino únicamente el Cuerpo Gobernante. Antes era éste el representante de aquél; hoy es el mismísimo Esclavo Fiel y Discreto. Ahora bien, si el Cuerpo Gobernante es el Esclavo Fiel y Discreto desde Octubre de 2012, ¿quién era en realidad el Esclavo Fiel y Discreto que daba el alimento correcto de la verdad en los tiempos de Russell, Rutherford y Knorr, es decir, entre los años 1876 y 1975?

    He ahí el enigma, pues con la nueva luz del entendimiento doctrinal, queda ahora manifiesto que durante un siglo entero, y después durante más de tres décadas y media (de 1976 a 2012), no hubo Esclavo Fiel y Discreto que diera el alimento espiritual, ya que se considera hoy que los ungidos no eran tal esclavo. Siendo esto así, ¿a qué Esclavo Fiel y Discreto visitó Jesucristo en 1918 y a qué Esclavo Fiel y Discreto nombró en 1919, si resulta que no había ninguno en escena?
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario