martes, 24 de mayo de 2016

¿De dónde sale el año 1914? La verdad (8)


 

     Una de las tablillas cuneiformes descubiertas en Babilonia y que confirma la exactitud de las listas de Beroso y Tolomeo, además de confirmarlas la tablilla denominada ‘lista de los reyes en Uruk’, es la estela de Adad Guppi, que tampoco es citada por la Watch Tower ni por el cuerpo gobernante de los testigos de Jehová. Adad Guppi era la madre del rey Nabonido y, cuando murió, su hijo el rey le compuso la estela en la que puede leerse que ella vivió primero bajo reyes asirios, pasando después a nombrar los reyes babilonios.

    Indica la estela que Adad Guppi vivió, aparte de 25 años con reyes asirios, 21 años bajo Nabopolasar, 43 años bajo Nabucodonosor, 2 años bajo Evil Merodac o Awel Marduk y 4 años bajo Neriglisar, cumpliendo entonces 95 años de edad. Omite el breve reinado de unos meses del joven y depravado rey Labashi Marduk (probablemente murió a manos de Nabonido) y finalmente Adad Guppi vivió 9 años bajo Nabonido, falleciendo a la edad de 104 años. Como el año noveno de Nabonido fue el 547 a.e.c., si sumamos los 43 años de Nabucodonosor, los 2 de Evil Merodac, los 4 de Neriglisar y los 9 de Nabonido, nos da la cifra de 58 años, que añadidos al 547 a.e.c., nos posiciona en el 605 a.e.c. como el año de ascenso de Nabucodonosor.

    Otra corroboración de que los listados de Beroso y Tolomeo son exactos la proporcionan las decenas de miles de tablillas descubiertas y estudiadas. En ellas se menciona en la cabecera al rey en cuestión, así como su año de reinado.

    Se han descubierto tablillas, entre otros reyes, para los 43 años de Nabucodonosor, y no existen tablillas que indiquen años posteriores. Asimismo para los 2 años de Evil Merodac, sin que se descubran tablillas para más supuestos años. Igualmente hay tablillas para los 4 años de Neriglisar y no se detectan tablillas más allá de esos años. De igual manera existe alguna tablilla para un mes de Labashi Marduk, quien probablemente reinó dos meses o a lo sumo tres. Por último se han descubierto tablillas para los 17 años de reinado de Nabonido, sin que salgan a la luz tablillas posteriores a esos 17 años.

    Ordenadas las tablillas según los listados de Beroso, de Tolomeo, de los reyes en Uruk y de la estela de Adad Guppi, comprobamos que todas ellas suman 66 años de reinado desde Nabucodonosor hasta Nabonido. Como el año 17 de Nabonido coincidió con la caída de Babilonia en el 539 a.e.c., 66 años atrás llevan indefectiblemente al 605 a.e.c. como año de ascenso al trono de Nabucodonosor. Todas las tablillas que se descubren posteriormente no hacen más que confirmar la sucesión de reyes y sus años de reinado, según lo indican los listados referenciados.  

    Nabucodonosor, siendo príncipe, había sido enviado aquel año del 605 a.e.c. por su padre a batallar contra los egipcios en la ciudad de Karkemis. La batalla de Karkemis tuvo lugar cuatro años después de la toma de Harrán, el último bastión que los babilonios conquistaron a los asirios. Como Harrán cayó en el 609 a.e.c., la batalla de Karkemis acaeció en el año 605 a.e.c. Poco después de tomar Karkemis, falleció en Babilonia Nabopolasar y su hijo Nabucodonosor hubo de regresar a la capital, donde fue hecho rey el mismo año, es decir, en el 605 a.e.c.   

    Hemos visto grosso modo que la Historia y la Arqueología confirman el ascenso de Nabucodonosor al trono de Babilonia en el año 605 a.e.c. Por la ciencia astronómica queda también probado que el año de subida de Nabucodonosor fue el 605 a.e.c. Una de las tablillas más reveladoras en este sentido es la catalogada como VAT 4956. Se trata de un documento que cita 28 posiciones astronómicas en un determinado periodo del año 37 de Nabucodonosor. La propia tablilla indica en la cabecera que las posiciones se dieron en el año 37 de Nabucodonosor.

    Los astrónomos estudiaron a fondo dicha tablilla y, traspasando sus datos a nomenclatura moderna, los introdujeron en un sofisticado programa informático que predice los eclipses y da con exactitud las posiciones astronómicas habidas en un periodo de 25.920 años. Como resultado de ello se obtuvo el llamado año absoluto científico, que el programa informático arrojó sin dificultad, dado que desde el año 37 de Nabucodonosor hasta hoy aún no ha pasado la décima parte de los 25.920 años.  

    ¿De dónde sale el cómputo de 25.920 años? Del llamado movimiento de precesión de la Tierra. El planeta tiene tres movimientos principales, a saber: el de rotación, en que gira sobre su eje cada 24 horas; el de traslación alrededor del sol durante un año, y el de precesión. Este consiste en lo siguiente: el eje terrestre está inclinado unos 23 grados y efectúa un cabeceo similar al de un trompo. Una vuelta completa del cabeceo equivale a 25.920 años o 12 periodos de 2.160 años. Ello significa que cada 2.160 años  el eje terrestre apunta a una estrella guía diferente. En la actualidad esa estrella es la Polar de la constelación de la Osa Menor. Dentro de 25.920 años el eje de la Tierra volverá a apuntar a la estrella Polar, salvo que un gran cataclismo lo impida.

    A medida que el eje terrestre efectúa su recorrido circular, las posiciones de los planetas con respecto a la Luna y las estrellas cambian y no vuelven a repetirse hasta dentro de 25.920 años. Como desde el año 37 de Nabucodonosor ni siquiera han transcurrido 2.600 años, es fácil para el programa informático astronómico calcular las posiciones estelares en aquel determinado año. Estas posiciones vienen a ser como una huella dactilar del firmamento. Son únicas e irrepetibles de un año para otro. 

    Pues bien, el programa informático en el que los astrónomos introdujeron los datos del diario VAT 4956 arrojó que el único año en que se dieron las 28 posiciones estelares de la tablilla fue el 568 a.e.c., año que ha sido denominado por la ciencia como científico absoluto. Ello significa que el 568 a.e.c. fue el año 37 de Nabucodonosor. Sumados 37 años al 568, llegamos al 605 a.e.c. como año de la subida al trono de Nabucodonosor. La Arqueología, pues, también confirma el año 605 a.e.c. Eso indica que el 607 a.e.c. no pudo ser el año 18 de Nabucodonosor porque aún no había ascendido al trono. Por tanto, la suma de 2.520 años que se hace a esa fecha para llegar al año 1914 es del todo incorrecta. (Continúa en la parte 9).     

No hay comentarios:

Publicar un comentario