domingo, 7 de agosto de 2016

El Armagedón predicho para 1975


 

    Entre los años 1967 y 1975 los representantes de los Testigos de Jehová dieron innumerables conferencias en todo el mundo acerca del fin del sistema de cosas mundial o Armagedón, que de palabra y por página impresa se anunciaba y se esperaba para el otoño de 1975. Todo partió de la publicación en 1966 del libro ‘Vida eterna en libertad de los hijos de Dios’, que escribió Fréderick Franz, entonces vicepresidente y teólogo único de la Sociedad Watch Tower, cuando aún no existía el Cuerpo Gobernante que se encargara de redactar la literatura y emitir las doctrinas, de lo cual se ocupó a partir de enero de 1976. En aquellos tiempos tal asunto era cometido exclusivo del presidente de la Sociedad, como ocurrió con Russell y Rutherford. En cambio el tercer presidente de la Sociedad, Knorr, dado que era hombre de actividad comercial más que espiritual, encargó a Franz que asumiera las tareas doctrinales.

    Así las cosas, en la primavera de 1967 el siervo de distrito y representante de la Sociedad Watch Tower, Charles Sunutko, ofreció al auditorio congregado en la asamblea de distrito de Sheboygan, Wisconsin, el discurso titulado ‘Sirviendo con la vista en la vida eterna’. He aquí la traducción, según la grabación que del discurso se hizo en aquel tiempo:

    “Como somos Testigos de Jehová mensajeros y aunque algunos de nosotros nos hayamos quedado preocupados, parece sin embargo que Jehová ha dado su alimento al debido tiempo, porque Jesucristo ha fijado frente a nosotros una nueva meta, un nuevo año importante, algo que alcanzar y que parece que nos ha dado a nosotros mucha energía en este explosivo final del sistema de cosas.

    Este final ocurrirá en el año 1975. Ha existido mucha plática acerca de este año. De hecho esta semana algunos individuos se han preguntado: Bien, ¿qué significa el año 1975? ¿Nos atreveremos a hablar de ello? Es algo que podríamos discutir entre nosotros aun cuando no debiéramos tratarlo mucho en público. ¿Realmente sabemos lo que significa el año 1975? No tenemos que adivinar lo que significa para nosotros el año 1975 si leemos la revista La Atalaya, porque esta revista ha sido muy explícita de lo que el año 1975 significa para nosotros los Testigos de Jehová.

    Los escépticos dicen: No voy a pensar en ello y tampoco me voy a preocupar. No voy a prestarle atención. Bien, recuerden hermanos que el Esclavo Fiel y Discreto (los que forman parte de los 144.000 que van al cielo)  es usado por Jesucristo. ¿Para qué? Jesús nos dice: Para proveer el alimento espiritual genuino a su debido tiempo. Esta es carnecita fresca que Jesús nos provee a su debido tiempo, hoy.

    No es un error pensar en ello y verlo como un hecho futuro real. ¿Qué cosa sabemos, por cierto? Nosotros sabemos lo que conocemos. Lo acabamos de leer: El fin de los 6.000 años de la historia humana y, muy seguro, la ejecución de todos los malvados y el comienzo del reinado del milenio para 1975, y eso debe ser excitante para nosotros. Muy pronto esperamos que Dios se dirija contra Babilonia la Grande (todas las religiones de la tierra) y la destruya y diezme hasta que no quede nada de ella. Y luego vendrá el llanto de paz y seguridad. Finalmente nos desharemos de la Gran Ramera (Babilonia la Grande). Ella estará detrás, inoperante. No más religión ni naciones que nos molesten.

    ¡Oh!, aquí ellos están alzando sus feos rostros por encima del polvo de la tierra. Testigos de Jehová, ahora proclamamos un mensaje más feroz de lo que se haya escuchado antes. Ahora entonaremos una canción de burla a las naciones. ¿Ya ven ustedes? Les dijimos que Babilonia la Grande iba a caer y que sería destruída, y ustedes dijeron que nunca iba a suceder eso; pero ustedes mismos lo hicieron. Ahora ustedes son los siguientes.

    Eso será cuando todos ellos se conjuguen, tanto los poderes democráticos como los comunistas, con un objetivo en mente: limpiar de la faz de la tierra a aquellas personas. Entonces realmente nos habremos deshecho de todos los antagonistas y habrá paz y seguridad. Tendremos nuestro mundo totalmente unificado.

    Pero cuando ellos empiecen a atacar a los Testigos de Jehová, extrañas cosas comenzarán a suceder. Parece ser que Jehová traerá calamidades de manera horrorosa, como nunca antes se han visto cosas de esta naturaleza. Son plagas que aparecerán sobre la tierra y que comerán las carnes, como es mencionado por el profeta Zacarías. Se pudrirán los ojos extraídos de sus órbitas y la lengua será arrancada de la boca. Ellos correrán gritando fuera de sus casas, mientras reciben estos ataques. Y sin embargo los Testigos de Jehová quedarán intactos de dichos ataques. ¿Cómo podemos salvarnos?, dirán. Permítasenos ser uno de ustedes. Bien, ahora es tarde. ¿Quién de nosotros esta noche estará allí pidiendo entrar?

    La Sociedad (Watch Tower) ha hecho aplicaciones de este pasaje bíblico señalando que aquellos de entre nosotros que no están regularmente asociándose con su Organización terrenal sin ninguna causa justa, como haber sido aplastados en su espalda, no entrarán en el nuevo orden mundial en 1975. Estos irán a tocar a la puerta ya cerrada para rogar que se les deje entrar y dirán: Queremos entrar ahora. Señor, ábrenos la puerta. Y Jesús les dirá: Lo siento, ni siquiera los reconozco. ¿No será una cosa horrible?

    Ustedes pueden ver por qué la Sociedad insiste año tras año con la misma vieja exhortación: Hermanos, manténgase dentro del rebaño. No permitan que ninguna excusa se interponga en el camino, nada de ninguna naturaleza. Solo hay una cosa que contará cuando el Armagedón venga: y es que estemos dentro de la Sociedad Watch Tower.

    Y nosotros esperamos que todos ustedes esta noche escuchen la súplica que les hace la Sociedad Watch Tower. Atendamos su angustioso ruego: Hermanos, entren, porque saben lo que se viene y está llegando muy rápido. No esperen hasta 1975 porque la puerta se cerrará antes de esa fecha. Por lo tanto, ¿qué haremos con nuestro futuro? Solamente hay una manera de decirlo: Manténganse vivos en la fe para sobrevivir al fin en el año 1975”.    

    El año 1975 transcurrió y no llegó el fin del sistema de cosas mundial, con el consiguiente Armagedón o destrucción de los reinos del mundo, ni comenzó el reinado de mil años de Jesucristo, que se esperaba justamente al terminar los 6.000 años de la historia humana. Muchos Testigos de Jehová habían abandonado sus trabajos y vendido sus casas para dedicarse a predicar que el fin acaecería en 1975, lo cual fue alabado por la Sociedad Watch Tower en sus publicaciones. La Sociedad culpó a los Testigos de que habían entendido mal, ello a pesar de los innumerables discursos, como el que aquí se ha expuesto, que textualmente hablaban del Armagedón para 1975.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario