viernes, 9 de noviembre de 2018

Dadores alegres


(Del libro HISTORIA EN VERSO DE LA WATCHTOWER Y LOS TESTIGOS DE JEHOVA, de Teófilo Josefo Tadeo)

 

 

Por donar con alegría

todo el dinero a porfía

para la gran construcción

de la opípara mansión

que fue el Betel de Ajalvir,

tuvieron que malvivir

con angustia y con sudores

tantos alegres dadores.

 

Hoy los que eran veinteañeros

en tiempos tan placenteros

pasan ya de los cincuenta,

si mal no sale la cuenta

y, viendo tanto malgaste,

ya que todo se fue al traste,

se preguntan angustiados,

perplejos, malhumorados,

si es que mereció la pena

privarse de vida buena

por dar recursos y esfuerzos

para que doce mastuerzos

vivan a cuerpo de rey

por encima de la ley

y se lleven, usureros,

de la venta los dineros

cuando el complejo se venda,

que no quedará ni prenda.
 
 
 

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Millón y medio de perdidos

(De la 24 edición del libro HISTORIA EN VERSO DE LA WATCHTOWER Y LOS TESTIGOS DE JEHOVA,
de Teófilo Josefo Tadeo)
  
Dicen que millón y medio
de testigos se han perdido.
Nadie sabe cómo ha sido;
tal vez en el intermedio
de una asamblea aburrida
levantaron el asiento
a la hora del sustento
y salieron de estampida.

El caso es que no se ha dado
de ese medio y un millón
la mínima explicación,
y aquí ya hay gato encerrado.
¿Será que se han olvidado
de su cuerpo gobernante,
o es éste el que, fulminante,
la patada les ha dado?

Con miles que han, sin razones,
las filas abandonado,
no extraña que hayan bajado
tanto las contribuciones
y ahora tengan que venderse
los magníficos salones
de tantas congregaciones
que en mal momento han de verse.

Si salen ya, con certeza,
tantos como se bautizan,
es que los de arriba atizan
con inhumana crudeza.

De seguir en tal presteza,
con tanto expulsado a dedo,
no ha de quedar en el credo
títere con cabeza.