viernes, 28 de marzo de 2014

La carta del juez Rutherford al canciller alemán Hitler (y 10)


    Continuación y conclusión de la carta de presentación que acompañaba a la Declaración de hechos, enviada en 1933 al canciller alemán Hitler por Joseph Franklin Rutherford, presidente de la Sociedad bíblica Watchtower de los testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York:

    “Esto se hace con el ruego más respetuoso de que la petición que se expresa en la Declaración sea otorgada de la forma más positiva: a saber, que a una comisión de entre nosotros se le dé la oportunidad de hacer una exposición responsable de los hechos personalmente ante usted, Sr. canciller, o ante el ministro del Interior. Si no es así, le rogamos que una comisión nombrada por usted, Sr. canciller, que no tenga ningún prejuicio religioso contra nosotros, hombres que no tengan intereses religiosos profesionalmente, examinen nuestra situación imparcialmente y sin prejuicios y de acuerdo con los justos principios enunciados por el propio Sr. canciller. Los principios mencionados se refieren al punto 24 del programa del Partido Nacional Socialista de Obreros Alemanes, que declara:

    ‘Demandamos la libertad de todas las dominaciones religiosas dentro del estado, mientras que no pongan en peligro la existencia de éste ni violen los valores éticos y morales de la raza alemana. El partido, como tal, representa el punto de vista del cristianismo positivo sin unirse a ninguna denominación. Se opone al espíritu judeo materialista dentro y fuera del país y está convencido de que cualquier recuperación duradera de nuestro pueblo tiene que nacer de adentro para afuera…’

    Estamos convencidos de que el gobierno nacional de Alemania no encontrará razón para impedir nuestros servicios religiosos ni actividades misionales si se nos juzga, en primer lugar, sin prejuicio religioso y, en segundo lugar, de acuerdo con el punto del programa citado. Quedamos a la espera de su pronta y amable aprobación, asegurándole nuestro altísimo respeto, honorable Sr. canciller. Respetuosamente, Sociedad Watch Tower Bible and Tract Magdeburgo”.

    Esta es, traducida, la carta de presentación que el presidente de la Watchtower, J. F. Rutherford, acompañó a la Declaración de hechos de los testigos de Jehová reunidos en asamblea en Berlín, carta y Declaración enviadas al canciller de Alemania, A. Hitler, en 1933. Para muchos oyentes que habían acudido al estadio de la asamblea pensando que allí se acordaría expresar una enérgica protesta contra el régimen nazi por haber clausurado sin razón las oficinas de la Watchtower en Magdeburgo, la Declaración de hechos les sonó como una forma de congraciarse con dicho régimen, al hacerse patente en el escrito que los principios de la Watchtower coincidían con los del nuevo gobierno alemán.

    Ante la negativa de Hitler de acceder a los deseos de continuar con las labores de captación de miembros y venta de literatura en Alemania por parte de Rutherford, éste, exasperado, le envió al canciller una carta expresamente condenatoria y anti diplomática que enfureció al gobierno nazi, el cual acentuó las represalias hacia los testigos de Jehová de Alemania. No obstante, después de que el Tercer Reich ocupara Rusia, Heinrich Himmler, mandatario de las SS, ordenó que los testigos de Jehová recibieran un trato más equitativo en los campos de concentración, todo ello con vistas a perturbar a la Iglesia Ortodoxa rusa, que no veía con buenos ojos a los Testigos.

    El historiador y profesor universitario James Penton, autor del libro “Apocalipsis aplazado”, documenta en su obra la experiencia vivida por el testigo de Jehová alemán Konrad Franke cuando llegó a la oficina de la Watchtower en Magdeburgo, antes de la asamblea de Berlín. Este es su comentario: “...Tuve el privilegio de viajar con el hermano Alberto Wanders desde Wiesbaden a Berlín... Pero fuimos impactados cuando llegamos al Salón Tenis (la oficina de la sede principal de la Watchtower en Magdeburg) la mañana siguiente. Cuando entramos, ¡hallamos el salón adornado con banderas esvásticas! ...cuando empezó la reunión, el preludio fue una canción que nosotros no habíamos cantado por años... ¡las notas fueron (tomadas de) la melodía del himno ‘Deutschland, Deutschland uber alles’! ¡Estas notas eran la melodía del himno nacional alemán!”

    A la luz de todo lo expuesto y en aras de la verdad, la "Declaración de hechos” que el presidente de la Sociedad Watchtower, J. F. Rutherford, promulgó en la Asamblea de Berlín en 1933 y de la cual envió copia al canciller Hitler y a los altos cargos del régimen nazi, y cuya Declaración se publicó íntegra en el Anuario de la Sociedad de 1934, contiene, según palabras textuales del común de los lectores de ayer y de hoy, sean testigos de Jehová o no, evidentes rasgos de anti semitismo judío y aborrecimiento a los Estados Unidos, Inglaterra y la Liga de Naciones, además de mostrar cierta simpatía por los ideales del Tercer Reich, que el autor de la Declaración manifiesta claramente que concuerdan con los suyos de la Watchtower.       
 
 
  

domingo, 23 de marzo de 2014

La carta del juez Rutherford al canciller alemán Hitler (9)


    Continuación de la carta de presentación que acompañaba a la Declaración de hechos, enviada en 1933 al canciller alemán Adolf Hitler por Joseph Franklin Rutherford, presidente de la Sociedad bíblica Watchtower de los testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York:

    “Un escrito de prensa en Magdeburger Tageszeitung, edición 104, con fecha del 5 de Mayo de 1933, indica lo siguiente: ‘Una declaración de gobierno concerniente a la ocupación del edificio de los Bibelforscher.- El departamento de prensa del gobierno publicó la siguiente información: La ocupación de la propiedad de la asociación de los Ernste Bibelforscher en Magdeburgo fue retirada el 29 de Abril, ya que no se halló ningún material que apoye la acusación de actividades comunistas’.

    Otro reporte en el Magdeburger Tageszeitung, edición 102, fechada el 3 de mayo 1933, indica: ‘La oficina de la asociación de los Ernste Bibelforscher nos informó de que las acciones tomadas en contra de la Sociedad Watch Tower y la asociación de los Ernste Bibelforscher han terminado totalmente. Toda propiedad fue devuelta, ya que un estudio cuidadoso reveló que tales sociedades no eran culpables ni política ni criminalmente y porque se concluyó que ambas Sociedades son absolutamente apolíticas y de una naturaleza estrictamente religiosa’. A petición nuestra, el gobierno confirmó la corrección de este informe.

    La asamblea representativa de estos cinco mil delegados enfatizó que, después de estas circunstancias, consideraba indigno incluso defenderse en el futuro de la infamante acusación de actividades marxistas o comunistas. Los delegados refutaron las acusaciones de nuestros opositores religiosos, que indudablemente son una señal de competencia religiosa. Ellos preferirían silenciar un aviso honesto con calumnias en lugar de usar la palabra de Dios.

    Además, en la asamblea de cinco mil delegados se hizo notar que -como se expresa en la Declaración- los Bibelforscher están luchando por las mismas metas e ideales de muy alta ética que el gobierno nacional del Reich alemán proclamó respecto a la relación de los humanos con Dios, es decir: la honestidad del ser creado hacia su Creador.
    En la asamblea se declaró que no hay puntos de vista opuestos en la relación entre los Bibelforscher de Alemania y el gobierno nacional del Reich alemán. Al contrario, las metas y objetivos netamente religiosos y no políticos de los Bibelforscher se puede decir que están en completo acuerdo con las metas similares del gobierno nacional del Reich alemán.

    Debido al lenguaje supuestamente fuerte de nuestra literatura, algunos de nuestros libros fueron prohibidos. La asamblea de los cinco mil delegados señaló a este respecto que el contenido de los libros que fueron criticados se refiere solamente a las circunstancias en la potencia mundial anglo-americana, y que ésta -especialmente Inglaterra- es responsable por la Liga de Naciones y sus injustificados tratados y cargas impuestos a Alemania. Lo que está escrito en nuestra literatura -sea en cuanto al mundo financiero, al político o al catolicismo romano- es solamente dirigido a los represores del pueblo alemán y su país, no contra la Alemania que está luchando contra las cargas impuestas. Por tanto, la prohibición forzada sobre estos libros es completamente incomprensible.

    Hay estados alemanes en los que se proscriben los servicios religiosos de los Bibelforscher, se prohíben sus reuniones de oración, etc. Éstos, que llevan semanas esperando una solución a esta situación que está ahogando sus vidas religiosas, expresaron lo siguiente: ‘Seguiremos obedeciendo esta prohibición impuesta porque confiamos en que usted, Sr. canciller, o los altos oficiales del gobierno levanten estas medidas -por las que decenas de miles de hombres y mujeres cristianos serían víctimas de un martirio comparable al de los primeros cristianos- después de que hayan considerado un entendimiento de la situación real.

    Finalmente, la asamblea de cinco mil delegados expresó que la organización Bibelforscher-Watch Tower está firmemente adherida al mantenimiento del orden y seguridad del estado, además de llevar a cabo los mencionados altos ideales del gobierno nacional en el campo de la religión. A fin de que esto sea conocido sobre todo por usted, Sr. canciller, como líder del pueblo, y por otros altos oficiales de gobierno del Reich alemán y de los estados, los sentimientos que se han expresado brevemente se plasmaron en detalle en la Declaración adjunta.

    La Declaración adjunta fue leída públicamente por el secretario de la asamblea de cinco mil delegados de los Bibelforscher, fue aprobada unánimemente y fue adoptada con la instrucción de presentar una copia de ésta, y del informe de la asamblea, al Sr. canciller y a todos los altos oficiales del Reich y de los estados. (Continuará).

 

jueves, 20 de marzo de 2014

La carta del juez Rutherford al canciller alemán Hitler (8)


    El Anuario de los testigos de Jehová de 1974 (40 años después de la publicación de la ‘Declaración de hechos’ en el anuario de 1934) acepta que hubo gran decepción entre muchos de los asistentes a la asamblea de Berlín de 1933, entendiéndose que muchos de los reunidos hubieran preferido una declaración enérgica y de oposición abierta contra el nazismo y no que la Declaración se mostró más como una forma de congraciarse con los ideales políticos del gobierno de Hitler que como una firme defensa del cristianismo genuino.

    Cita el Anuario una carta enviada por la Sucursal de la Sociedad Watchtower a Adolf Hitler, junto con una copia de la 'Declaración de hechos' ya expuesta en capítulos precedentes de esta crónica. La carta en cuestión se traduce textualmente:

   “Honorable canciller: El 25 de Junio de 1933, en el Sporthalle Wilmersdorf de Berlín, se dio una conferencia a la que asistieron unos 5.000 Bibelforscher (testigos de Jehová), representando a varios millones de alemanes que son amigos y seguidores de este movimiento desde hace años. El propósito de esta conferencia, a la que asistieron representantes de todas las comunidades de estudiantes de la Biblia en Alemania, era encontrar la manera de informar al canciller, como también a los demás altos oficiales del Reich alemán y los gobiernos de sus países individuales, lo siguiente:

    En varias partes del país se han tomado acciones contra una asociación de cristianos serios, hombres y mujeres, que tienen el cristianismo positivo como fundamento. Tales acciones solo pueden describirse como persecución de un grupo de cristianos por parte de otro, pues las acusaciones que han conllevado estas acciones contra nosotros son mayormente del clero, especialmente de origen católico, y no son ciertas. Estamos absolutamente convencidos de la imparcialidad de los oficiales del gobierno que tratan esta situación. Pero concluimos que, debido a la cantidad de nuestras publicaciones y la gran carga de trabajo de los oficiales, el contenido de nuestras publicaciones y el propósito de nuestro movimiento están siendo juzgados en gran parte de forma incorrecta, según el prejuicio de nuestros opositores religiosos.

    Por esta razón, los temas tratados en nuestra convención fueron establecidos como declaración de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract para proporcionarle a usted, Sr. canciller, así como a los altos oficiales del Reich alemán y sus estados, documentación del hecho de que los Bibelforscher de Alemania solo pretenden, como único propósito de su obra, conducir a las personas a Dios y dar testimonio y honra al nombre de Jehová, el Todopoderoso, el padre de nuestro Señor y redentor Jesucristo. Estamos convencidos de que usted, Sr. canciller, no permitirá que se perturben tales actividades.

    Los miembros de las congregaciones de Bibelforscher de Alemania son generalmente conocidos como defensores de respeto hacia el Altísimo y estudiantes celosos de la Biblia. Los oficiales de la policía local podrán testificar que los Bibelforscher merecen contarse entre los elementos del país y del pueblo que son reconocidos por su amor y apoyo al orden. La única misión de ellos es atraer los corazones de los humanos a Dios. La Sociedad Watch Tower Bible and Tract, con oficinas en Magdeburgo, es el centro misional de la organización de los Bibelforscher.

    La oficina central de la Sociedad Watch Tower en Brooklyn es, y ha sido en el pasado, extraordinariamente favorable a Alemania. Por esa razón, el presidente de la Sociedad y siete miembros de la junta de directores de Estados Unidos fueron sentenciados a 80 años de cárcel, porque el presidente negó el uso de las dos revistas publicadas en Estados Unidos bajo su dirección para propaganda de guerra contra Alemania. Estas dos revistas, "La Atalaya" y "Estudiantes de la Biblia mensual" fueron las únicas revistas en Estados Unidos que se negaron a publicar propaganda anti-alemana y por esa razón fueron prohibidos y suprimidos en Estados Unidos durante la guerra.
    Del mismo modo, en meses recientes la junta directiva de nuestra Sociedad no solo se negó a participar en la propaganda contra Alemania, sino que incluso tomó posición en contra de la misma. La Declaración adjunta señala este hecho y pone énfasis en que las personas participantes en tal propaganda (judíos y católicos del entorno comercial) también son los perseguidores más vigorosos de la obra de nuestra Sociedad y su junta directiva. Estas y otras afirmaciones de nuestra Declaración se hacen para repudiar la acusación calumniosa de que los Bibelforscher son sostenidos por judíos.

    La asamblea representativa de estos cinco mil delegados recibió con gran satisfacción la declaración del gobernador de Magdeburgo, en cuanto a que no se puede probar que haya alguna relación entre los Bibelforscher y los comunistas o marxistas, como han declarado nuestros opositores religiosos, lo que significa que tal declaración es otra calumnia”. (Continuará).

 

sábado, 15 de marzo de 2014

Conversación acerca de las 12 tribus, los 144.000 y la gran muchedumbre


 
    -Hola, Pedro. Tengo algo que preguntarte, como anciano de congregación que eres.

    -Pregunta, Juan. Siempre serás bien contestado, Biblia en mano.   

    -Estupendo. Lo que quiero preguntarte es esto: Santiago 1:1 dice que escribe “a las 12 tribus de Israel” dispersas por todas partes. ¿Quiere decir que se dirige a las 12 tribus literales de Israel?

    -No, por supuesto, se dirige a las 12 tribus del Israel espiritual.

    -Entonces esas 12 tribus, ¿son literales o simbólicas?

    -Simbólicas, naturalmente.

    -¿Y el número 12 es literal o simbólico?

    -Simbólico, por supuesto. No hay 12 tribus en el Israel espiritual. Con el número 12 Santiago se refiere a todo el Israel espiritual o pueblo de Dios al completo.

    -O sea, que el número 12 no es literal.

    -De ninguna manera.

    -Es simbólico.

    -Totalmente simbólico.

    -Y si Santiago mencionara 1.000 individuos de cada tribu, ese número mil ¿sería literal o simbólico?

    -Si el 12 es simbólico, evidentemente también lo sería el mil. Si Santiago mencionara ese número sería una manera de expresar una cantidad ilimitada.

    -¿Y si en lugar de mil, hablara de 12.000 individuos?

    -Lo mismo. Siempre sería un número simbólico, una forma de expresarse.

    -Concretando: las 12 tribus de las que habla Santiago no son literales sino simbólicas.

    -Siempre son tribus simbólicas y no literales, ya que no se refieren a los judíos, sino a los cristianos.

    -Perfecto, Pedro. Pues ahora vayamos al libro de Apocalipsis 7.

    -¿Qué le ocurre a ese capítulo, Juan?

    -Pues que, como Santiago, habla de las 12 tribus de Israel.

    -Ah… pero no se refiere al Israel natural sino al espiritual.

    -Ya. Entonces esas 12 tribus tampoco son literales.

    -Tampoco. Ten en cuenta que no se nombra la tribu de Dan y en su lugar se cita la de Manasés.

    -Si no son literales, ¿qué son, Pedro?

    -Simbólicas.

    -Y sin son simbólicas, el número 12 también tendría que ser simbólico…

    -En este caso, no, Juan.

    -¿Cómo que no? Es el mismo caso de la carta de Santiago que habla de las 12 tribus. Tú mismo has confirmado que ese número 12 es simbólico.

    -Sí, pero en el caso de Apocalipsis no es lo mismo.

    -Por qué no es lo mismo?

    -Porque se está refiriendo al Israel espiritual.

    -Santiago también se refiere al Israel espiritual y tú has admitido que ese Israel no lo conforman 12 tribus literalmente, sino que se trata de un número ilimitado o indeterminado.

    -Ya, pero en Apocalipsis se da el número de cada tribu.

    -¿12.000 individuos de cada tribu? Antes admitiste que si Santiago citara 12.000 individuos de cada tribu simbólica de la que habla, ese número se referiría a una cantidad ilimitada, no a un número concreto de individuos.

    -Sí, pero sigo manteniendo que el caso de Apocalipsis es diferente.

    -Diferente, ¿en qué sentido, Pedro?

    -Porque se especifica que las 12 tribus la componen 144.000 individuos.

    -Pedro, ¿son literales o simbólicas las 12 tribus de Apocalipsis 7?

    -Simbólicas, pero no en cuanto al número, que es literal.

    -Pero, Pedro. El mismo Apocalipsis dice al principio que la revelación se da en señales o símbolos.

    -Claro.

    -Entonces todas las cifras que da el libro tienen que ser por fuerza simbólicas.

    -No estoy de acuerdo con eso.

    -Pues es de cajón, Pedro. Si el Apocalipsis se expresa en símbolos y las 12 tribus son simbólicas, es evidente que el número 12 también lo es, ya que tú mismo has dicho que no hay 12 tribus literales en el Israel espiritual.

    -Las 12 tribus sí son simbólicas, pero no el número total de 144.000 personas que componen las simbólicas 12 tribus.

    -Pero, Pedro, si las tribus son simbólicas, el número de los que las componen también es simbólico. La cifra de 144.000 sale de multiplicar por 12 los 12.000 individuos de cada tribu.

    -12.000 por 12… Sí, claro.

    -El 144.000 se trata de un número que expresa totalidad de las simbólicas 12 tribus del Israel espiritual. Totalidad, no cantidad específica. Decir 144.000 es una manera de expresar que estará completo el número de los individuos sellados que salen de la gran tribulación, sin especificar cuántos son.

    -Hum…

    -¿Es que no has leído bien lo de los sellados?

    -¿Te refieres a los 144.000 que son sellados antes de estallar la gran tribulación?

    -Es lo que dice el capítulo 7 de Apocalipsis. Los ángeles están reteniendo los vientos de la destrucción hasta que sea completada la totalidad de los individuos sellados. Esa totalidad se recalca con el número 144.000, que sale, como ves, de multiplicar por las 12 simbólicas tribus los 12.000 individuos simbólicos de cada una de ellas.

    -Juan, ahora ya me pones en duda…

    -Pedro, es que tú estás leyendo bajo la óptica del esclavo o cuerpo gobernante, y no de la Biblia.

    -Se supone que la Biblia dice que hay un grupo de 144.000 ungidos que van al cielo a gobernar con Cristo.

    -¿Dónde lo dice, Pedro?

    -Cuando habla de los 144.000 en este capítulo 7 y en el 14.

    -Pedro, aquí lo que se entiende es que los 144.000 o la totalidad del pueblo de Dios entran finalmente en la gran tribulación y después salen de ella como una gran muchedumbre incontable.

    -Juan, pero la gran muchedumbre es otro grupo diferente.

    -¿Y cuándo aparece esa gran muchedumbre, Pedro?

    -Bueno, apareció en 1935, cuando Rutherford explicó que no todos los cristianos pertenecían al grupo de los 144.000 ungidos.

    -¿Apareció en 1935? Pedro, ¿quieres leer Apocalipsis 7:13 y 14 y ver cuándo realmente aparece la gran muchedumbre?

    -Apocalipsis 7:13 y 14… leo: “Y, en respuesta, uno de los ancianos me dijo: ‘Estos que están vestidos de la larga ropa blanca, ¿quiénes son, y de dónde vinieron?’ De modo que le dije inmediatamente: ‘Señor mío, tú eres el que sabe’. Y me dijo: ‘Estos son los que salen de la gran tribulación…’”

    -Vale. Ahí dice que la gran muchedumbre sale, ¿de dónde?

    -De la gran tribulación… Pero entonces, lo de 1935…

    -Rutherford se precipitó demasiado al intentar explicar la Biblia sin leerla detenidamente. Desde luego, no leyó bien este último versículo. Si lo hubiera siquiera leído no habría declarado en 1935 que la gran muchedumbre ya estaba entre su público.

    -Pero, bueno… Si la gran muchedumbre sale de la gran tribulación, quiere decir que primero habría entrado en ella, si no, no podría salir.

    -Cierto, pero no entró con el nombre de “gran muchedumbre”.

    -¿Con qué nombre, pues?

    -Ya te lo dije antes. Entró como los 144.000. El versículo 9 dice “después de estas cosas”. ¿Qué cosas? Las que tenían que ver con el sellado de los esclavos de Dios y la retención de los vientos por los ángeles. Después de esa retención es evidente que los ángeles sueltan los vientos y los 144.000 o totalidad del pueblo de Dios entra en la gran tribulación. Después sale de ella como “gran muchedumbre” incontable, tal como incontables eran los 144.000.

    -Pero, Juan, eso significaría que la gran muchedumbre y los 144.000 son el mismo grupo.

    -Efectivamente, lo son. Un solo grupo, no dos. Por eso la gran muchedumbre está, como los 144.000, en el templo santo de Dios, es decir, en el mismo cielo.

    -¿En el cielo? La gran muchedumbre, Pedro, no va al cielo, se queda en la tierra.

    -El libro de Apocalipsis, con la palabra “templo” se refiere al cielo, donde está el trono de Dios. Si lees una traducción interlinear verás que la palabra griega que tanto en el caso de los 144.000 como en el de la gran muchedumbre la palabra que aparece escrita es “naós”, que significa “santuario” y se refiere específicamente al lugar donde estaban el “santo” y el “santísimo”, en el que solamente podían entrar los sacerdotes. El escritor está comparando el templo celestial con el de la antigua Jerusalén. Claro, los supervivientes de la gran tribulación están en el “naós” porque tanto los 144.000 como la gran muchedumbre son los mismos. Unicamente que se les nombra de manera indistinta, en alusión simbólica.

    -Juan, me dejas sin habla. ¿Podías explicarme eso más detenidamente?

    -Claro, Pedro; pero mejor lo dejamos para otra ocasión.

    -Bien, Juan, espero impaciente.   

   

miércoles, 12 de marzo de 2014

Sobre las necesidades de algunas congregaciones


 
    Selección resumida de asignaciones sobre necesidades de congregación correspondientes a la semana del 3 de Marzo de 2014, recopiladas por algunos de nuestros contactos en salones del reino de varios países (se han traducido algunas al castellano):

    Congregación A.- Sobre la predicación. El anciano exponente ha enfatizado la urgencia de predicar el máximo tiempo posible durante la mayor parte de la semana y no simplemente una, dos o tres horas los fines de semana. Habló sobre la inminencia de la gran tribulación y el Armagedón y que no es tiempo de dormirse ni de invertirlo en recreaciones y aficiones. Se aprovechó para ajustar los grupos de predicación o antiguos grupos de estudio del libro de congregación, que a partir de ahora contarán con un supervisor y dos ayudantes, los cuales se encargarán de contactar con todos los miembros de su grupo para la salida al campo al menos una vez a la semana, sin contar los arreglos que los miembros del grupo hagan otros días.

    Congregación B.- Sobre la Conmemoración. El orador dijo literalmente que “a la vista de los acontecimientos mundiales y el claro cumplimiento de las profecías bíblicas sobre el tiempo del fin, es posible que la conmemoración de este año sea la última que podamos celebrar”. Se explayó después en que había que dedicar, haciendo lo posible y lo imposible, como una hora diaria durante el tiempo que queda hasta el 14 de abril para invitar a las personas al memorial y hacer arreglos para recogerlas con anticipación el día en cuestión. Y señaló: “Que al menos cada hermano traiga una persona y, si pueden ser dos, mejor, al margen de los estudios bíblicos”.

    Congregación C.- Sobre entrar en blogs de apóstatas. Se recalcó la importancia de no entrar en blogs de apóstatas, ni siquiera por curiosidad. “Se trata de una cuestión de vida o muerte espiritual. Si un hermano decide visitar esos blogs, mejor que presente una carta de renuncia y deje de ser testigo de Jehová, porque no se puede estar sirviendo a dos señores”. Además de los blogs de apóstatas, se aconsejó no visitar cualquier otro blog, aunque sea científico o para consultar periódicos, y mucho menos participar en redes sociales. “Un testigo de Jehová no puede perder tiempo en nada de este mundo, pues le queda muy poco de vida al sistema actual”. “El único sitio edificante para visitar en internet es jw.org, y un testigo de Jehová debería dar más importancia a la predicación que a sus asuntos privados”.

    Congregación D.- Sobre las contribuciones. El anciano disertador explicó que de un tiempo a esta parte no se cubren los gastos del salón, por lo que han de suplirse con las contribuciones que se echan en las otras cajas, que quedan a cero. Tampoco se cubre el cupo total de revistas que se reciben de la central. “Se sugiere que cada hermano que retire revistas para colocar ponga de su parte un costo mínimo calculado de unos 50 centavos por revista, aparte de las contribuciones voluntarias que recaude de las personas a las que coloca la literatura. Es indudable que algunos hermanos dan las revistas demasiado alegremente, sin mencionar que se aceptan contribuciones voluntarias”.

    Congregación E.- Sobre no tratar con expulsados. El anciano expuso que se había censurado a varios hermanos por saludar a expulsados y desasociados, y entretenerse en hablar con ellos. Incluso ha tenido que expulsarse a uno que comió con un desasociado en un restaurante. “Si se trata de familiares de la misma casa o de una empresa donde un empleado testigo tenga que tratar con otro empleado expulsado de la congregación, el contacto verbal debe ser el imprescindible, limitándose únicamente al contacto laboral y evitando el saludo. Si se trata de familiares que no conviven bajo el mismo techo, huelga decir que son individuos que no cuentan para nada en la vida de uno, aunque sean padre, madre, hermano o hijo. Cualquier tipo de trato con ellos o siquiera un simple saludo, constituyen un desprecio a Jehová y sus normas”.

    Otras congregaciones coincidieron más o menos en algunos de los temas, sobre todo en lo que tiene que ver con apóstatas y la predicación. Se nota que muchos hermanos están entrando en blogs prohibidos por el cuerpo gobernante y también es evidente que la predicación ha bajado lo suyo. De no ser así, no andarían dando tanto la tabarra con dichos temas.

 

domingo, 9 de marzo de 2014

La carta del juez Rutherford al canciller alemán Hitler (7)


    Continuación y final del texto íntegro de la ‘Declaración de hechos’ presentada por el presidente de la Sociedad Watchtower de los testigos de Jehová, J. F. Rutherford, al canciller alemán Hitler en 1933. Es traducción del Anuario de 1934 de la Watchtower:

    “Supremo es el poder de Jehová Dios y no existe otro poder capaz de afrontarlo con éxito. El tiempo para ejercer ese poder a favor de la humanidad y para vindicar su gran nombre ya está presente. En esta asamblea solicitamos atención respetuosa a la amonestación de Jehová Dios, tanto por parte de los gobernantes como de los súbditos.  La amonestación divina aplica en este día, y expresa: ‘He instalado a mi rey sobre Sion, mi santa montaña…. Sean sabios, por tanto, oh reyes; entiendan que él juzgará la Tierra. Sirvan al Señor, témanle y regocíjense con temor. Besen al hijo para que no se enoje y  ustedes perezcan al tiempo de que su ira se manifieste. Benditos son todos aquellos que confían en él.’ (Salmo 2:6 y 10 al 12).

    Habiendo declarado el gobierno actual adherencia a los grandes ideales que hemos mencionado, somos persuadidos a creer que los gobernantes no desean deliberadamente oponerse al testimonio del nombre de Jehová Dios ni a su Reino. Es el testimonio que llevamos a cabo. Si nuestra labor es tan solo obra humana, caerá por su propio peso. Mas si es de Jehová Dios y se efectúa de acuerdo con sus mandamientos, significa que resistir dicha obra es combatir contra Dios mismo. (Hechos 5:39).

    Apelamos por ende al gran sentido de justicia del gobierno y de la nación y solicitamos humildemente que la orden de prohibición que pesa sobre nuestros libros y demás literatura sea anulada y que se nos conceda la posibilidad de una audiencia justa antes de ser prejuzgados. Pedimos respetuosamente al gobierno que forme un comité de hombres imparciales para que se reúnan con otro de nuestra organización y que se juzgue de modo justo y ecuánime nuestra literatura y nuestra labor, a fin de que todo este malentendido llegue a su término y para que podamos sin estorbo cumplir con el mandamiento que nos aplica: ‘Vayan, derriben las compuertas; preparen un camino para la gente; hagan una calzada; hagan un empedrado; y guíen al pueblo’. (Isaías 62:10).

    La población alemana es temerosa de Dios y no debería ser privada de la oportunidad de aprender de él y de su misericordiosa provisión para traer paz duradera, prosperidad, libertad y vida eterna en la tierra a todos aquellos que le conocen y obedecen. Que todos los que amamos al señor sigamos trabajando para el honor y la vindicación de su nombre. Quienes toman un camino contrario deben aceptar su responsabilidad ante Dios; pero en cuanto a nosotros, serviremos a Jehová para siempre.

    SE RESUELVE, pues, que copias de esta declaración sean dignamente entregadas a los oficiales del gobierno y que la misma declaración sea generosamente distribuida al público en general, para que el nombre de Jehová sea conocido por todos".          

    Hasta aquí se ha transcrito la llamada “Declaración de hechos” que Rutherford anexionó a su carta de presentación (cuya traducción se publica en capítulos posteriores) dirigida en 1933 al recién ascendido führer alemán. Lo que motivó a Rutherford a redactar la “Declaración de hechos” que la Sociedad Watchtower publicó íntegramente en el Anuario de 1934 de los testigos de Jehová fue lo siguiente: 

    En abril de 1933 el gobierno alemán dio orden de arrestar al personal directivo de la oficina de la Watchtower en Magdeburgo, cursándose seguidamente la proscripción de los testigos de Jehová en buena parte del Reich. Esta fue la razón por la que el juez Rutherford y Nathan H. Knorr, que posteriormente sería elegido presidente de la Watchtower a la muerte de Rutherford en enero de 1942, tomaron urgentemente en Nueva York el avión con destino a Berlín. Aquí prepararon precipitadamente el borrador de la Declaración de hechos con los testigos alemanes, declaración que pocos días más tarde se leyó en el estadio Sporthalle Wilmersdorf de la capital alemana ante un auditorio de unas 7.000 personas, si bien la carta de presentación de la Declaración habla de 5.000 asistentes. Ni Rutherford ni Knorr estuvieron presentes en dicha convención, ya que regresaron a Nueva York con anterioridad al evento.

    Los testigos de Jehová alemanes distribuyeron más de dos millones de copias de la Declaración y enviaron ejemplares adicionales a los miembros del gobierno y a altos cargos y oficiales de la nación. El Anuario de los testigos de Jehová de 1974 (40 años después de la publicación de la Declaración en el anuario de 1934) acepta que hubo gran decepción entre muchos de los asistentes a la asamblea de Berlín de 1933, entendiéndose que hubieran preferido una declaración enérgica y oposición abierta contra el nazismo y no que la Declaración se mostró como una forma de congraciarse con los ideales políticos del gobierno de Hitler. (Continuará).

 

viernes, 7 de marzo de 2014

La carta del juez Rutherford al canciller alemán Hitler (6)


    Continuación del texto íntegro de la ‘Declaración de hechos’ presentada por el presidente de la Sociedad Watchtower de los testigos de Jehová, J. F. Rutherford, al canciller alemán Hitler en 1933. Es traducción del Anuario de 1934 de la Watchtower:

    “Durante más de treinta años nuestros libros se han distribuido por toda Alemania y millones de estos ejemplares están siendo leídos en la actualidad por alemanes, que pueden testimoniar de que nuestra literatura está completamente fundamentada en la Biblia y es de gran ayuda para ellos, pues les da apoyo y esperanza con respecto al cumplimiento de las bendiciones que Jehová Dios prometió tiempo atrás.

    En estos largos años de trabajo y extensa distribución de nuestra literatura, no existe razón alguna que pueda mencionarse por la cual nuestra labor o nuestra literatura hayan constituído amenaza al gobierno o puesto en peligro la paz y seguridad internacionales. Las actividades de nuestra Organización exclusivamente se orientan a dar testimonio del nombre y la palabra de Jehová Dios. Sería del todo incoherente para nosotros intentar ejercer influencia política en los gobiernos de este mundo o hacer cualquiera otra cosa que pudiese pusiera en peligro la seguridad y la paz de la nación. No tenemos deseo alguno o intención de llevar a cabo otra cosa más que nuestra divina comisión de proclamar el nombre de Jehová.

    En EEUU, Canadá y diversas partes del Imperio Británico, el clero envuelto en la política y los sacerdotes y jesuitas han perseguido constantemente, y continúan haciéndolo, a miembros de nuestra organización, sin razón ni excusa algunas; y creemos que una influencia parecida ha sido utilizada por Satanás para tergiversar nuestra reputación y estorbar nuestra labor en Alemania. Nos obligamos a recordar que en los pasados años los clérigos aliados con la política han generado gran pesar en la gente de Alemania, probablemente a un nivel mayor que el que pudiera hacerlo cualquiera otra persona del país. No deseamos pelear con los clérigos, pero pedimos a los líderes de la nación que nos juzguen, no por la falsa representación que estas personas protagonizaron, sino por la palabra de Dios y por nuestro constante cometido. Jehová Dios a nadie persigue, mas permite que cada cual elija su camino, cargando responsabilidad sobre sus actos basados en conocimiento exacto. Jehová Dios claramente ha manifestado su ira contra aquellos que persiguen a quienes le sirven; y esto prueba que nuestros perseguidores no representan a Dios, sino que son incitados por el enemigo de Dios (Salmo 72:4).

    A la luz del presente, las Santas Escrituras mencionan eventos que son evidente cumplimiento de profecías que sostienen que ha llegado el tiempo en el que Jehová hará que su nombre sea glorificado y vindicado ante la entera creación y lo limpiará del oprobio que Satanás le ha traído (Salmo 83:18). Cuando Jesucristo, el gran Vindicador, ascendió al cielo, Jehová le ordenó esperar hasta que El hiciera arrodillarse a sus enemigos. Tal periodo de espera llegó a su fin y Dios ha enviado a su hijo para expulsar a los enemigos y gobernar con justicia (Salmo 110:14; Hebreos 10:12,13). El mundo o gobierno ininterrumpido de Satanás ha terminado, lo cual empezó a ser evidente con la guerra de 1914.

    Desde entonces hasta hoy es el tiempo en que el evangelio del Señor ha de ser predicado y enseñado (Mateo 24:3,14). Satanás fue expulsado del cielo y arrojado a la tierra; por ello limita hoy sus operaciones a la tierra con el propósito de cegar a la gente para que no reconozca la verdad y procurar su destrucción. Esa es la razón del sufrimiento actual. Hoy aplican las palabras proféticas de Jesús: ‘¡Ay de la Tierra [los gobernantes] y del mar [la gente en general], porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, porque sabe que le queda un corto tiempo!’ (Revelacion 12:12).

    El pueblo alemán ha sufrido grandes penurias desde 1914 y ha sido objeto de gran injusticia por parte de otros. Los nacionalistas se han declarado a sí mismos en contra de toda esa injusticia y anuncian que ‘Nuestra relación con Dios es santa’. Visto que nuestra organización suscribe por completo esos justos principios y al unísono cumple el mandato de llevar luz a la gente que desea saber de Jehová Dios, Satanás intenta, mediante maniobras ocultas, poner al gobierno en contra nuestra y destruirnos porque damos la máxima importancia a conocer y servir a Dios.

   En lugar de ser nuestra institución una amenaza para la paz y seguridad del gobierno, la nuestra es una organización que apoya la seguridad y la paz de este país. Les rogamos tengan presente que esta gran crisis mundial tan solo es una mutación de lo malo a lo bueno. La esperanza de este mundo es el Gobierno de Dios en manos de Cristo, por el cual Jesús enseñó a sus seguidores a orar: ‘Venga tu Reino, hágase tu voluntad en la Tierra como en el cielo’”. (Continuará).

martes, 4 de marzo de 2014

Acerca de las fechas de la Pascua judía y de la Conmemoración anual de los testigos de Jehová


 
    Nos envían notificación referente al estudio de la Atalaya de la semana correspondiente al 24 de febrero de 2014, dado en cierta congregación del territorio norteamericano. Un hermano del auditorio comentó que, por el calendario judío, el 14 de Nisán de 2014 comienza al caer el crepúsculo del 13 de abril y no al caer el del 14 de abril, aduciendo que la luna nueva se da el 30 de marzo y que, por tanto, el 1 de Nisán comienza el día 31 y por ello cae el 14 de Nisán el día 13 de abril, hora y pico después de ponerse el sol.

    El conductor le remitió al recuadro correspondiente en el artículo de la Atalaya en cuestión, que a continuación analizamos, y le conminó a que se ajustase a lo que dice el esclavo, que es lo acertado, y no hiciese caso al calendario judío, que este año, según el aludido conductor, los judíos celebran su pascua un día antes de la fecha acostumbrada.

    Para poder ofrecer la contestación que damos seguidamente, hemos consultado con un astrónomo judío y con un rabino que tienen contactos en Jerusalén con otros astrónomos y rabinos y que nos han facilitado la evidencia de que el 14 de Nisán comienza este año el 13 de Abril al anochecer y no el día 14, y que por tanto el Seder de Pesaj o pascua judía se celebra en el día correcto, es decir, el 14 de Nisán desde las 3 de la tarde con la matanza del cordero, iniciándose la cena el 15 de Nisán con la salida de las primeras estrellas o comienzo del anochecer, siendo por tanto correcta la fecha de celebración en ese concreto día y no un día antes, como refiere el conductor de la Atalaya de la congregación aludida.  

    El recuadro de la Atalaya citada dice textualmente: “Cada mes, la Luna da una vuelta alrededor de la Tierra. En su trayecto hay un momento en que se sitúa entre nuestro planeta y el Sol. Esta configuración astronómica se conoce como ‘luna nueva’. En esa posición, la Luna no es visible desde la Tierra y así permanece de dieciocho a treinta horas. En 2014, la luna nueva más cercana al equinoccio de primavera tendrá lugar el 30 de marzo, cuando en Jerusalén sean las 8:45 de la noche. La siguiente puesta del Sol en Jerusalén (la del 31 de marzo) ocurrirá unas veintiuna horas después, pero el 1 de Nisán no empezará ese día. ¿Por qué no? Porque el primer arco delgado de la Luna difícilmente será visible entonces. Es más probable que sea visible a la puesta del Sol del 1 de abril. Según el método que empleaban los antiguos judíos, en ese momento comenzará el primer día del primer mes judío (1 de Nisán). Por lo tanto, a las congregaciones de los testigos de Jehová de todo el mundo se les ha indicado que el 14 de Nisán comenzará este año con la puesta del Sol del lunes 14 de abril”.

    Los expertos judíos indican que, analizado el párrafo, se observa que quienes lo escribieron, aparte de contradecirse ellos mismos, no están seguros de lo que afirman. En primer lugar, la expresión “es más probable que sea visible a la puesta del Sol del 1 de abril” indica inseguridad en lo que se afirma. Naturalmente, la Luna será visible después de la puesta de sol del día 1 de abril; pero tras esa puesta de sol comienza el 2 de Nisán, no el 1, ya que es el segundo día, o más apropiadamente la segunda noche, de aparición del arco lunar creciente.

    En segundo lugar, el párrafo mismo aclara subconscientemente que el primer arco de luna creciente se ve en la noche del mismo día 1 de Nisán, que comienza tras el 29 de Adar II, después del crepúsculo del día 30 de marzo. ¿Por qué se ve el primer arco lunar en la noche misma del 1 de Nisán? Porque la luna nueva solamente dura un día con su noche, no dos noches, que es lo que en el párrafo citado se insinúa cuando se dejan pasar como lunas nuevas las noches del 30 y 31 de marzo y se comienza a contar el 1 de Nisán al anochecer del día 31, cuando debería comenzarse al anochecer del día 30.

    En el párrafo se dice que la luna nueva dura entre dieciocho y treinta horas. Pues bien, si, como dice el párrafo, la luna nueva comienza a las 8,45 de la noche del día 30 de marzo, que corresponde al 29 de Adar II, y se deja pasar un máximo de treinta horas, llegamos a las 2,45 de la noche del 31 de marzo o 1 de Nisán, en que comienza a verse el primer arco lunar creciente. Por tanto, si el arco lunar comienza a verse en Jerusalén a esa hora de la noche del 1 de Nisán, quiere decir que el 1 de Nisán ya está en activo el 31 de marzo y no hay que esperar a la noche siguiente, cuando ya es 2 de Nisán. No obstante, el primer arco de luna creciente se verá en Jerusalén horas antes de las 2,45 horas y aún con más razón puede afirmarse que el 1 de Nisán ya ha comenzado en esa precisa noche, aunque no se haya visto el arco lunar al comienzo del anochecer.

    Todo el malentendido parece estar en que el cuerpo gobernante de los testigos de Jehová, que no se ha informado correctamente del asunto, está en la cuenta de que el 1 de Nisán comienza cuando en Jerusalén se ve el primer arco de luna creciente al comenzar la noche y no en hora avanzada de la misma. Ese primer arco en el comienzo nocturno no es lo que determina cuándo empieza el 1 de Nisán, pues sucede que el arco lunar puede aparecer horas después, como es el caso este año, pero siempre en la noche del 1 de Nisán, día que comenzaba siempre a la noche siguiente de la luna nueva del 29 de Adar o de Adar II, pues la luna nueva tan solo suponía una noche, no dos, como en el caso presente afirma el cuerpo gobernante de los testigos, por cuya razón atrasa un día el comienzo del 1 de Nisán. Por eso, por este retraso en contar el primer día de Nisán, la Conmemoración que celebran los testigos de Jehová coincide con el Seder o Pascua; pero no porque los judíos la hayan adelantado, sino porque aquéllos han atrasado la suya, que en realidad debería celebrarse tras el crepúsculo del 13 de Nisán, ya entrada la noche del 14 de Nisán, que es cuando se entiende que Jesucristo celebró su cena, según los relatos neotestamentarios, en tanto que los judíos celebraban la cena pascual tras caer el crepúsculo del 14 de Nisán, es decir, a la noche siguiente, dentro ya del 15 de Nisán.

    Las comunidades judías respetan todas las religiones y cada una es libre de celebrar lo que crea conveniente y cuando lo crea oportuno. Pero ha de puntualizarse que el Seder comienza a celebrarse, como todos los años, en la fecha correcta, el 14 de Nisán, que es el día de la preparación y el de la matanza del cordero, y los siete días de observación de la fiesta de los que hablan las Escrituras van del 15 al 21 de Nisán.

    En conclusión: el 1 de Nisán comienza este año 2014 al anochecer del día 31 de marzo y esa misma noche, a hora ya avanzada, es visible el primer arco de la luna creciente. El 1 de Nisán comenzaba en la antigüedad la noche siguiente a la de la luna nueva, sin importar si el primer arco de luna creciente fuera observable al iniciarse la noche u horas más tarde. Puesto que la luna nueva dura entre dieciocho y treinta horas, ese arco lunar creciente se da siempre en la noche siguiente al de la luna nueva, no después de dos noches, como establecen sin ton ni son los articulistas de la Atalaya. Por tanto, el 14 de Nisán en este año 2014 cae al comenzar el anochecer del 13 de abril y no al iniciarse el anochecer del día 14, que es cuando entra ya el 15 de Nisán. En cuestión de calcular la fecha del 14 de Nisán, sabrán siempre más los astrónomos y rabinos judíos que los miembros del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, que en esta materia, como en muchas otras, son legos, aparte de que no están convenientemente asesorados.

   

sábado, 1 de marzo de 2014

La carta del juez Rutherford al canciller alemán Hitler (5)


    Continuación del texto íntegro de la ‘Declaración de hechos’ presentada por el presidente de la Sociedad Watchtower de los testigos de Jehová, J. F. Rutherford, al canciller alemán Hitler en 1933. Es traducción del Anuario de 1934 de la Watchtower:

    “Nuestra Organización no busca ni el dinero ni el incremento de sus miembros. Somos una Compañía o Cuerpo organizado de personas unidas solamente por el benévolo trabajo de enseñar la Palabra de Dios a la mayor cantidad posible de personas y al menor costo para ellas. Nuestra Organización fue originalmente incorporada en los Estados Unidos en 1884 bajo el nombre de WATCH TOWER BIBLE AND TRACT SOCIETY. En 1914 se integró legalmente en Gran Bretaña bajo el nombre de INTERNATIONAL BIBLE STUDENTS ASSOCIATION.

    Esos son tan solo nombres corporativos de nuestra Organización para llevar a cabo su trabajo de manera legal. El nombre que según las Escrituras tenemos es el de ‘Testigos de Jehová’. Nos une solamente un trabajo noble. El propósito de nuestra Organización es ayudar a las personas a entender la Biblia, la cual da a conocer la única manera posible para hallar alivio completo y bendición para la humanidad. Nuestra Organización ha extendido su labor por toda la Tierra. La educación, cultura y desarrollo de las personas vienen a través de la agencia del Reino de Dios, como enseñamos. La salvación de la gente está basada en conocimiento exacto y obediencia a Jehová Dios y sus caminos de justicia.

    La gente está grandemente perturbada y necesita entender las razones del sufrimiento y cuál es el medio de alivio. Las Escrituras, cuando se entienden, dejan esto claro. En lugar de recolectar dinero entre la gente y usarlo en levantar grandes edificios para que los hombres vivan ostentosamente, nosotros imprimimos el mensaje del Reino de Dios y lo llevamos a los hogares de las personas, con las máximas facilidades para todos, a fin de que lleguen a un conocimiento de las verdades de Dios que a todos conciernen.       

    Un examen cuidadoso de nuestros libros y demás literatura evidenciará el hecho de que los altos ideales atesorados y promovidos por el gobierno nacional se encuentran fuertemente inmersos y enfatizados en nuestras publicaciones y muestran que Jehová Dios velará para que estos grandes ideales puedan a su debido tiempo ser obtenidos por todas las personas que aman la justicia y obedecen al Altísimo. Por lo tanto, en vez de ser una amenaza a los principios del presente gobierno, nuestra literatura y labor son los más fuertes apoyadores de ellos. Por esta razón Satanás, el enemigo de todos los hombres que aman la justicia, falsea nuestro mensaje e impide que prospere en la tierra.

    Durante muchos años nuestra Organización se ha esforzado por ayudar desinteresadamente a las personas. Nuestra sucursal americana ha ayudado sobremanera en la labor que se lleva a cabo en Alemania y con aportaciones voluntarias de dinero, en un tiempo en el que Alemania ha pasado por serios problemas. Ahora, porque parece que Alemania podría liberarse pronto de la opresión y la gente pudiera progresar, Satanás, el gran enemigo, ha puesto su empeño en destruir este benevolente trabajo en esta tierra.

    El lenguaje de nuestros libros y literatura respecto a la Liga de Naciones ha sido aprovechado como una razón para prohibir nuestra labor y la distribución de nuestros libros. Le recordamos al gobierno y al pueblo alemán que fue la Liga de las Naciones quien puso sobre los hombros del pueblo enormes cargas e insoportables castigos. Esta Liga de Naciones no fue ocasionada por los amigos de Alemania. En Estados Unidos la prensa anunció tiempo atrás que 140.000 clérigos dedicaron tiempo a desarrollar un movimiento para inducir a los estadounidenses a adoptar la Liga de Naciones. Fue la Federación de Iglesias de Estados Unidos quien creó un manifiesto que decía que ‘La Liga de las Naciones es la expresión política del Reino de Dios en la Tierra’. Esta Liga de Naciones viene a ser como un sustituto del Reino de Dios bajo Cristo.

    Fue en Estados Unidos que nuestra Organización, bajo el liderazgo visible de nuestro Presidente, dijo claramente que la Liga de Naciones no es una institución de Jehová Dios, porque es opresiva e injusta. Fue este asunto lo que motivó el lenguaje que usamos en nuestros libros respecto a la Liga de Naciones y se llama la atención al hecho de que tal Liga de Naciones nunca podría traer alivio y bendición a la gente, porque tal alivio y bendición pueden venir tan solo al adherirse estrictamente a los principios de la Palabra de Dios y de la manera como Jehová lo ha expuesto.

    Por casi medio siglo, nuestra Organización rigurosamente cristiana ha llevado a cabo esta obra en diferentes partes de la Tierra. Sus libros se han publicado en unos cincuenta idiomas. Más de 140 millones de estos libros están en manos de la gente". (Continuará).