lunes, 14 de agosto de 2017

¿Se escribió el Nuevo Testamento en el siglo IV? (y 6)



    Al igual que el relato de Eusebio sobre la carta de Jesucristo al rey de Edesa, la Iglesia hizo pasar como verídica la llamada ‘donación de Constantino’, donación que, a favor de la Iglesia, también se demostró falsa, pues el escrito había sido realizado siglos después de Constantino y hecho pasar por más antiguo. Eso de hacer pasar documentos recientes por más antiguos es lo que precisamente ha caracterizado a la Iglesia Católica. Así, pues, los evangelios se escribieron en el siglo IV y se hicieron pasar como documentos del siglo I. Y Eusebio creó su ‘Historia eclesiástica’ con hipotéticos personajes que venían del siglo I y a los que hizo pasar por sucesores de los apóstoles. Y además creó las cartas de los ‘padres’ apostólicos para dejar ‘testimonio’ de que los evangelios eran fidedignos, al igual que los personajes que los circundaban. Toda la historia de la Iglesia y de los evangelios se basa en un novelado impuesto como un conjunto de personajes y hechos reales.

    Por regla de tres, quien nos miente en lo poco, nos está mintiendo también en lo mucho. Pero Eusebio nos mintió en todo. No en vano le llaman ‘el gran embustero de la Iglesia’. Pero Eusebio lo que realmente pretendía con sus escritos era tratar de demostrar que los evangelios y las cartas apostólicas eran escritos genuinos y que fueron producto del siglo I. También pretendía demostrar que la Iglesia de Roma era la sucesora legítima de los apóstoles, aunque dejó de lado a los apóstoles que supuestamente regían la Iglesia desde la propia Jerusalén. Y dejó de lado al apóstol Juan, a quien le hubiera correspondido el legítimo derecho de gobernar la Iglesia. Pero, claro, Eusebio sabía que ni existieron Juan ni los demás apóstoles, y ni siquiera Jesucristo, pues él mismo los había inventado.     

    Ahora bien, o mal, Eusebio se obligó a mentir en sus escritos porque debía obedecer órdenes del emperador Constantino. Y Eusebio sabía cómo se las gastaba el emperador, quien mandó asesinar a su propio hijo. Si no perdonó a su hijo Crispo, menos le hubiera perdonado a Eusebio. Así que Eusebio escribió. Pero algo debían de contener los escritos del Nuevo Testamento de Eusebio, probablemente una serie masiva de acrósticos que los delataban como falsificaciones, para que poco más de medio siglo después el obispo de Roma ordenase urgentemente a Jerónimo de Estridón que tradujese aquello al latín, un idioma que prácticamente nadie hablaba, rompiéndose así la cadena de acrósticos de los escritos griegos de Eusebio. Jerónimo tradujo y agregó lo suyo. Y ahí fue cuando surgió la Vulgata latina y posteriormente los códices que, basados en esa Vulgata, fueron hechos pasar por la Iglesia como de los siglos II y III al copiarlos en papiro con caracteres antiguos.    

    Los primeros códices del Nuevo Testamento datan del siglo IV y no existen códices de siglos anteriores. Ello se explica porque el Nuevo Testamento fue escrito en el siglo IV y no antes. Y los primeros templos y sepulcros cristianos son también del siglo IV, algo lógico, pues no existió el cristianismo antes de que lo instituyese Constantino y Eusebio y Lactancio escribieran los libros del Nuevo Testamento, para lo cual Eusebio creó los personajes de Jesucristo y los apóstoles y los ubicó en la época de César Augusto, Herodes, Pilatos y otros personajes históricos, con el objeto de que el relato fuera más creíble.

    El principal historiador del tiempo en que se supone que vivió Jesucristo, Filón de Alejandría, nada escribe sobre él. De haber existido realmente Jesucristo, Filón hubiera escrito libros sobre él. Con Josefo ocurre otro tanto, que no escribe nada sobre Jesús de Nazareth porque antes de su tiempo y en su tiempo no existió Nazareth y tampoco Jesús. La cuña que sobre el Nazareno aparece en un escrito de Josefo se sabe que es espuria y fue añadida probablemente por Eusebio de Cesarea en el siglo IV. Los relatos del Nuevo Testamento hemos de tomarlos como lo que realmente son: literatura a la que no hemos de adaptar la vida, tal como tampoco la adaptaríamos al relato cervantino del Quijote.

 

 

 

52 comentarios:

  1. 👏👏👏👏👏 Magnífico!!!!

    ResponderEliminar
  2. Según usted,Jesucristo nunca existió y fue un invento de Constantino y de la Iglesia Católica.

    No solo eso, afirma además que ningún escritor judío menciona nunca a Jesucristo.

    Si Jesucristo nunca jamas existió,¿porque entonces los judíos lo mencionan en el Talmud de manera insultante, no solo a el sino a Maria su madre?

    "Ella (Maria) que era descendiente de príncipes y gobernadores, fornicó con carpinteros."
    (Sanedrín 106a)
    "Jesús era un bastardo nacido de adulterio."
    (Yebamot 49b)
    "Miriam (Maria) era una prostituta: Jesús era un hombre malo."
    (Sanedrín 106 ab)
    "Jesús era un mago y un imbécil.Miriam (Maria) era una adúltera."
    (Shabat 104 b)

    Incluso los mismos judíos, que aborrecen a Jesucristo, reconocen que existió, aunque sea para insultarlo en el Talmud, que como todos saben, es el manual principal de la religión judía.

    Digame, ¿tambien la Iglesia Católica falsifico el Talmud para que en se mencionase a Jesucristo, aunque sea de forma tan insultante como esta?

    Por otra parte, si Jesucristo nunca existió, ¿porque entonces los judíos iban a insultar y aborrecer de esta manera a una persona que jamas existió?
    Si Jesucristo nunca jamas existió, simplemente hubieran escrito en en Talmud que Jesús nunca existió en lugar de dedicarle unos insultos tan hirientes a el y a su madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandro, aún respetando a los que por fe y emociones no pueden dejar de creer en Jesucristo, sobre el Talmud es muy interesante tener en cuenta que:
      “Hay dos ediciones del Talmud, una fue compuesta por los judíos babilonios y otra por los judíos que vivían en la Jerusalén antigua. Generalmente, una cita del Talmud se refiere a la versión babilonia, que es considerada la autorizada. El Talmud de Jerusalén habitualmente no se enseña, ni siquiera en las escuelas judías más ortodoxas de hoy, aunque los eruditos avanzados del Talmud a veces lo estudian”[3].

      El Profesor Shanak lo explica aún más:

      “Básicamente, el Talmud consiste de dos partes. La primera, la Mishná: un código legal conciso que consiste en seis volúmenes, cada uno subdividido en varios tratados, escrito en hebreo, redactado en Palestina alrededor del 200 d.C. a partir de material legal mucho más extenso (y principalmente oral) compuesto durante los dos siglos anteriores. La segunda parte, y la más predominante, es la Guemará: un registro voluminoso de las discusiones sobre y alrededor de la Mishná. Hay dos conjuntos de Guemará más o menos paralelos, uno compuesto en Mesopotamia (Babilonia), alrededor del 200 y el 500 d.C., y el otro en Palestina, alrededor del 200 y una fecha desconocida mucho antes del 500 d.C. El Talmud Babilónico (que es la Mishná más el Guemará mesopotámico) es mucho más extenso y mejor organizado que el palestino, y es el único considerado como definitivo y autorizado. El Talmud de Jerusalén (palestino) es un estatuto decididamente inferior como autoridad judicial, junto con un número de compilaciones, conocidas colectivamente como la ‘literatura talmúdica’, que contiene material que los editores de ambos Talmud dejaron fuera”[4].

      Está claro, por lo tanto, que en el Talmud original, de medio milenio a.d.C. Es imposible que se hable de Jesus, que teóricamente nació 500 años despues. Por lo tanto, debe ser en El Segundo, en el Talmud de Palestina, donde se habla así de mal de tal personaje.
      Pero el punto es que se puede esperar que tardíamente se incluyeran esas referencias peyorativas del tal Jesus, pues los escritos inventados por Eusebio para dar cuerpo a la Biblia se apoderaron espuriamente del judaísmo, y casi todo su cuerpo de creencias, hasta de los profetas, moralidad básica, etc... al menos eso pudieron pensar con toda razón los judios.
      Es razón explicaría de sobra tales comentarios, para nada prueban la existencia del jesus "historico" y mucho menos "hijo De Dios".

      Eliminar
    2. ¿Me esta usted diciendo que los judíos ortodoxos, que literalmente rigen cada aspecto de su vida por el Talmud, permitieron que los "bastardos nazarenos" (así llaman ellos a los cristianos) contaminasen y falsificasen sus escritos? VA A SER QUE NO.

      Además, incluso nuestros mismos calendarios están basados en Jesucristo, porque medimos las fechas de los acontecimientos en "antes" y "después" de Cristo, calendario que es usado y aceptado por todas las civilizaciones de este planeta, ya sean cristianas o no.
      Si Jesucristo nunca existió,¿porque entonces basar nuestros calendarios en el nacimiento de alguien ficticio, y que ese calendario sea aceptado incluso por civilizaciones que no creen en Jesús?
      ¿No se da cuenta de que eso no tiene ni pies ni cabeza?

      Si Jesucristo, según ustedes, nunca existió,¿porque entonces usted y todos los que niegan su existencia siguen basándose en el calendario basado en su nacimiento? Tengan un poco de coherencia, dejen de usar el calendario actual, basado en el nacimiento de Cristo e inventense otro, basado en el nacimiento de ustedes mismos, por ejemplo.

      Eliminar
    3. Dejen de usar el calendario basado en el nacimiento de Jesús y hagan, por ejemplo, como hizo Mussolini en Italia, que invento un calendario basado en la fecha de su ascenso al poder y lo denominó "Calendario de la Era Fascista."

      Eliminar
    4. Si Jesucristo nunca existió, entonces todos y cada uno de los seres humanos de este planeta somos unos idiotas retrasados mentales, porque incluso nuestro calendario lo tenemos basado en el nacimiento de un ser ficticio, calendario además aceptado por todas las civilizaciones, creencias y razas, sea que creamos en ese personaje o no.
      Gracias por considerarnos imbéciles a todos los habitantes del planeta.

      Eliminar
    5. Si Jesús nunca existió, entonces nosotros, los seres humanos, somos las criaturas más dignas de lastima de todo el universo, porque incluso nuestro modo de calcular las fechas de los acontecimientos estaría basado en una mentira.

      Se puede decir más alto, pero no más claro.

      Eliminar
    6. Sería bueno haberiguar porque y por quien empezó a contarse el tiempo a/c y e/c...

      Eliminar
    7. El hecho mismo de hacer este tipo de post negando la existencia de Jesucristo es la prueba más grande de su existencia, porque NADIE SE TOMA TANTAS MOLESTIAS EN NEGAR LA EXISTENCIA DE UN PERSONAJE QUE VERDADERAMENTE ES FICTICIO.

      No conozco a nadie que se dedique a ir por ahí negando la existencia de los elfos.

      Tampoco conozco a nadie que se dedique a escribir post en internet, o libros o artículos negando la existencia de Superan.

      ¿Y eso porque?
      Pues porque esos personajes VERDADERAMENTE NO EXISTEN y por lo tanto, dedicar el mas mínimo esfuerzo a negar su existencia sería un absurdo y una perdida de tiempo.

      Una vez un ateo me dijo que le diese una prueba de la existencia de Dios, y yo le dije: La mayor prueba de la existencia de Dios sois vosotros los ateos, porque SI DIOS VERDADERAMENTE NO EXISTIERA, EL ATEÍSMO NO TENDRÍA NINGUNA RAZÓN DE SER, PORQUE NADIE DEJA DE CREER EN ALGO QUE REALMENTE NO EXISTE.

      Una persona puede dejar de creer en el amor, quizá porque haya tenido alguna mala experiencia en sus relaciones de pareja, pero el hecho de que esa persona no crea en el amor no significa que el amor no exista.

      Eliminar
    8. No, no me parecen razonables tus ideas. Debías de meditar el la gran diferencia entre la figura mítica de Jesús el judío y los Elfos... Nada que ver una cosa con otra.

      Saludos.

      Eliminar
    9. Nada que ver por lo siguiente: Los "Elfos" no son tomados en cuenta para esclavizar la mente de las personas. Tampoco son usados por las religiones para dictar normas y leyes en su nombre. No se ha edificado un culto en torno a ellos como si lo han hecho las religiones en torno a Jesús. Los "Elfos" no han afectado mi vida, o las tuya y de millones más como lo ha hecho Jesucristo... Al menos es válido que nos aseguremos de su ral existencia, no crees?.

      Eliminar
  3. Jose Yosadi, yo pensaba que usted tenía más conocimiento del cristianismo. No se entiende el cristianismo sin Cristo.
    ¿ Porqué al día de hoy se sigue poniendo en cualquier documento, periódicos, informacion, fecha del año en que vivimos ?
    Hay un antes y un después de Jesucristo. Si usted está decepcionado de las religiones, púes yo también. Pero eso no significa que Jesús sea un mito.
    Él cambió mi vida, no lo hizo la religión. Si tenemos que creer todo lo que cuentan ciertas personas, lo llevamos claro.

    ResponderEliminar
  4. Hasta el año 527 (más o menos) no se empezó a contar el tiempo a partir del supuesto nacimiento de Jesucristo. Esta cuenta la hizo Dionisio el Exiguo, quien se equivocó al fijar como año 1 el 753 de la fundación de Roma, cuando supuestamente Jesucristo debería haber nacido unos seis años antes. Los cristianos, pues, hasta aquel año, no se regían por el cómputo del nacimiento de Cristo.
    Pero Dionisio no consultó las obras de la Historia, de las cuales ninguna hablaba de la existencia de Jesucristo, a excepción de las cortísimas cuñas que con carácter retrospectivo le colgaron a Josefo y otros para tratar de demostrar que Jesucristo existió en el siglo I, cuando el principal historiador de ese tiempo, Filón de Alejandría, no sabe nada de él, y eso que su fama traspasó las fronteras. Tampoco saben nada de Jesucristo los historiadores de los siglos I al III. Dionisio se fio de lo que la Iglesia le había inculcado.

    ResponderEliminar
  5. Está tan hábilmente trenzado el engaño de los eclesiásticos, que durante siglos hemos estado aceptando la mentira como si fuera verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es sr José Yosadit... Todo una maraña bien entretejida por la iglesia católica y heredada posteriormente a las iglesias cristianas...

      Al final creer en Jesucristo es un acto de fe ciega.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Tenían que ser muy locos, o muy ingenuos aquellos que fueron perseguidos y muertos por una persona que ni siquiera existió.
    Jesús es más bien una leyenda y un mito que se inventó alguien, o mejor dicho muchas personas para engañar a un pueblo ignorante como el pueblo judío ¿ verdad ?
    Me imagino que tampoco existió Moisés, ni Salomón, El rey David etc..
    Para mi Jesús es la persona más increíble que cambió mi vida. No soy una persona que "levite" tengo los pies en el suelo. Tampoco tengo una aureola, soy una persona normal para algunos, y anormal para otros.
    Quizás si me demuestran que Jesús fue una persona que no existió, podré cambiar de opinión, pero necesito evidencias patentes visibles,pruebas demostrables de que Jesús fue una persona ficticia. No estoy hablando de un ser etéreo, impalpable celeste elevado y sublime.
    Estoy comentando de una persona, no de un supuesto ser imaginario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cito lo que usted dice :"...pero necesito evidencias patentes visibles,pruebas demostrables de que Jesús fue una persona ficticia."
      Bieno, yo le digo lo siguiente :muestre usted esas pruebas de que Si existió y ahí continuamos el debate.

      Eliminar
  7. Mahoma muy seguramente existió. Lo que pasa es que los primeros escritos sobre el empezaron a realizarse 200 años después de su muerte.
    Y para colmo tomaron como base la mitología judia del AT y la fábula del NT...

    ResponderEliminar
  8. O sea, que aunque los primeros escritos sobre Mahoma datan de 200 años después de su muerte, nadie duda de su existencia, y sin embargo, los que niegan la existencia de Jesucristo dicen exactamente lo mismo acerca de el para negar su existencia, es decir, que los escritos acerca de el datan de siglos después de el.

    ¿Pero vosotros con que rasero medís?

    ResponderEliminar
  9. Señor Jose Yosadit Von Goethe, por favor, muestre aquí quiénes son esos investigadores imparciales o no adscritos a iglesia alguna que admiten que el papiro P-52 fue creado entre finales del siglo IV y principios del V y que se trata de una falsificación eclesiástica.

    Deme referencias y documentación de tales investigadores, por favor.

    ResponderEliminar
  10. No hay prueba seglar que coloque a Jesucristo y sus apóstoles en el siglo I. Ningún historiador de su tiempo registro su vida y ministerio. La historia romana no dice nada de él. Ni siquiera sus discípulos escribieron alguna reseña, algo que hubiese perdurado hasta nuestros tiempos. En egipto no se escribió nada. En Jerusalén Tampoco, y en Roma menos. Nadie sabe nada de la real existencia de Jesús aquel judío llamado el Cristo.


    Creer en Jesucristo es meramente un acto de fe...

    ResponderEliminar
  11. Tampoco existió Poncio Pilatos, Quirinio gobernador de Siria, Herodes el Grande, Herodes Antipas, Herodes Agripa, Augusto Cesar etc..
    Todos son anónimos o nunca existieron, ¿ verdad ?

    ResponderEliminar
  12. De cada uno de estos existe alguna evidencia de su existencia; De poncio Pilato fueron varios lo historiadores que lo mencionan en sus escritos. De Quirino escribió Lucio Aneo Floro, historiador romano de origen africano. De herodes el grande y su familia escribió Flavio Josefo y su vida es de amplio conocido. Lo mismo de Herodes antipas, Herodes Agripa. Augusto Cesar... cada uno de estos los historiadores modernos han podido corroborar de su existencia en sus tiempos. Lamentablemente de Jesus el judio llamado el Mesías no se ha podido comprobar nada. ç

    Pero además, si creemos en la figura mítica que los evangelios retratan de Jesús, es inconcebible que no haya quedado algún registro en los anales de la historia antigua! Los hay de Tutankamón y otros faraones que vivieron mucho antes de la época Cristiana!. Debe hacerlo parecer algo raro que del hombre más grande de todos los tiempos no haya quedado registro alguno de su existencia terrenal, o no es asì?...


    Aceptemoslo, creer en Jesucristo es mera cuestión de fe... es algo que queda ya entre él y nosotros. Quizá así Dios lo previo para que cada uno mostrase lo que hay en el corazón. En lo particular he decidido creer en Dios y en Jesucristo por lo que me dice el corazón y no por lo que secularmente se sepa de Ellos. Puedo decir que mi relación con YHWH y mi Cristo no es por motivación religiosa; lo nuestro se cose aparte. ¡Amen!.

    ResponderEliminar
  13. ¡Yoel!...y sí eso es verdad todo lo que me dices y me cuentas..¿ ahora que hago ? ¿ Que me aconsejas ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Joel, no Yoel...


      Pues mira, mi fe en YHWH y en Jesús siempre ha estado a prueba. Hay ocasiones en que las dudas me sobrecogen y me borran la visión. Entonces me pongo a investigar, meditar y orar... A partir de ahí viene la calma y la esperanza se hace presente.

      Dios sabe que nos será imposible no dudar nunca de Él, somos personas imperfctas viviendo en una época llena de oscuridad espiritual, Dios no nos juzga por que dudemos, al contrario, se acuerda de que somos polvo y nos entiende.

      Mientras no se descubran evidencias físicas de la vida y ministerio de Jesucristo el mundo seguramente dudará de él y de Dios. A quienes deseemos creer en Ellos sólo nos resta hacerlo por fe y el sentimiento que genera nuestra relación individual con Dios.

      Saludos.

      Eliminar
  14. No me di cuenta al escribir el nombre, lo siento.
    Le veo con muchas contradicciónes Joel, dice: ...mi fe en YHWH y en Jesús siempre ha estado a prueba,?? Duda,investiga medita ora.
    Se dedica a investigar a una persona que niega o más bien duda de su existencia ??
    Usted no duda porque sea imperfecto, duda porque no quiere o desea creer , son cosas distintas. Podemos dudar de muchas cosas, pero eso no es una excusa para dejar de creer.

    Vive con muchas dudas y contradicciones. Y está claro, vive con mucha obscuridad espiritual. Jesús dijo:
    " El que cree en mi aunque esté muerto vivirá."
    Sí usted ahora,está vivo... qué espera para empezar a creer en Jesús, ¿ espera usted a estar muerto para encontrar las evidencias de que Jesús existe y está vivo. ???

    ResponderEliminar
  15. Un servidor no confunde fe con credulidad. Creer por creer no me parece sensato ya que quien hace eso cree porque le dicen que crea. Dudar de Dios no es nada nuevo, todo mundo llega a dudar de la existencia de Dios. Vivimos en una época muy distinta a cuando se hacían milagros y Dios se manifestaba con grandes porteros poderosos. Hoy no es así, los milagros no existen, quien quiere creer en Dios debe investigar, meditar y orar para lograr una comunión con su Padre celestial.

    Decir que no se duda de la existencia de Dios es poco realista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Señor Jose Yosadit Von Goethe, por favor, muestre aquí quiénes son esos investigadores imparciales o no adscritos a iglesia alguna que admiten que el papiro P-52 fue creado entre finales del siglo IV y principios del V y que se trata de una falsificación eclesiástica.

    Deme referencias y documentación de tales investigadores, por favor.

    ResponderEliminar
  17. Señor Jose Yosadit Von Goethe, por favor, muestre aquí quiénes son esos investigadores imparciales o no adscritos a iglesia alguna que admiten que el papiro P-52 fue creado entre finales del siglo IV y principios del V y que se trata de una falsificación eclesiástica.

    Deme referencias y documentación de tales investigadores, por favor.

    ResponderEliminar
  18. Señor Jose Yosadit Von Goethe, por favor, muestre aquí quiénes son esos investigadores imparciales o no adscritos a iglesia alguna que admiten que el papiro P-52 fue creado entre finales del siglo IV y principios del V y que se trata de una falsificación eclesiástica.

    Deme referencias y documentación de tales investigadores, por favor.

    ResponderEliminar
  19. Señor Jose Yosadit Von Goethe, por favor, muestre aquí quiénes son esos investigadores imparciales o no adscritos a iglesia alguna que admiten que el papiro P-52 fue creado entre finales del siglo IV y principios del V y que se trata de una falsificación eclesiástica.

    Deme referencias y documentación de tales investigadores, por favor.

    ResponderEliminar
  20. Señor Jose Yosadit Von Goethe, por favor, muestre aquí quiénes son esos investigadores imparciales o no adscritos a iglesia alguna que admiten que el papiro P-52 fue creado entre finales del siglo IV y principios del V y que se trata de una falsificación eclesiástica.

    Deme referencias y documentación de tales investigadores, por favor.

    ResponderEliminar
  21. Excelente serie de artículos, estos, sumados a los de los héroes solares, confirman lo ceguera de muchos...

    ResponderEliminar
  22. Teodoro, Teodoro, Teodoro... no te parece suficiente la serie de artículos que ha escrito el sr Joséh Yosadit? Se perciben muy razonables!. La biblia no es lo que pretende ser, y sacar eso a la luz es un acto de valentía. Cierto, no se han mencionado las fuentes en que se basan los artículos, pero si le buscamos un poco en Wikipedia veremos qué "todo indica" que los escritos de Joséh Yosadit son ciertos.

    Ahora, si tú tienes información que indica lo contrario, sería un acto muy noble de tu parte que la proporcionaras ya que estarías corrigiendo un error y nos estarías haciendo un favor a todos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Cierto, no se han mencionado las fuentes en que se basan los artículos"

      Te parece poco...podemos afirmar lo que queramos sin demostrarlo...eso se llama especular...y es poco o nada
      creíble ni veraz.

      "si le buscamos un poco en Wikipedia veremos":

      https://es.wikipedia.org/wiki/Papiro_P52

      Sobre la datación del papiro no existe un consenso entre los eruditos críticos. El estilo de la escritura es fuertemente adriánica, lo que sugeriría una fecha entre el año 125 y el año 160. Pero la dificultad de fijar la fecha solamente por paleografía, de una evidencia basada en un pequeño fragmento permite una lapso de tiempo que se extiende desde el año 100 hasta la segunda mitad del siglo II, lo que, de todas maneras, indica que son copias manuscritas bastante cercanas a la época de los hechos allí relatados.

      Eliminar
    2. Entonces es un hecho totalmente demostrado que existió Jesucristo, o solo debemos creer en él porque nos han dicho que existió?.

      Hay que darnos cuenta que durante muchos siglos toda cuestión religiosa y espiritual estuvo bajo la influencia de la poderosa iglesia católica. Es de muchos conocido que algunos de los llamados padres de la iglesia no tuvieron escrúpulos para cambiar muchos documentos a su criterio donde favorecían la tradición y sus propias conveniencias ante que favorecer la realidad de los hechos. No guste o no, en cuestiones de doctrinas la humanidad siempre es engañada por quienes ostentan el poder religioso.

      En lo que tiene que ver con creer en Jesucristo, a quienes así lo hayamos decidido no nos queda más que hacerlo por fe y no por vista!.


      Ahora, si tú, en base en una investigación sería y más profunda que la José Yosadit has encontrado algo muy distinto a esto, pues sería muy agradable que nos la mostraras.


      Saludos.

      Eliminar
    3. Joel, que yo sólo he pedido muestras de que el pairo P-52 es falso, no he entrado en que si Jesús existió o no.

      Eliminar
  23. Teodoro, tú mismo te das la respuesta:
    "El estilo de la escritura es fuertemente adriánica, lo que sugeriría una fecha entre el año 125 y el año 160. Pero la dificultad de fijar la fecha solamente por paleografía, de una evidencia basada en un pequeño fragmento permite una lapso de tiempo que se extiende desde el año 100 hasta la segunda mitad del siglo II..."
    JUSTAMENTE ESO es lo que lleva haciendo la Santa Iglesia Católica desde el siglo 4 en adelante: ESCRIBIR PAPIROS CON ESTILO ANTIGUO para confundir y hacer creer que tales papiros son de siglos atrás, cuando en realidad no son más que FALSIFICACIONES. Y se le acabó el chollo cuando se inventó la imprenta y la gente empezó a tener acceso a la lectura, lo que estrechó el margen de maniobra que hasta entonces había gozado a plenitud. De ahí que la última manipulación descarada fuera 'LA GRAN INSERCIÓN', ya en el siglo XV. Pero había habido muuuchas más.

    Al respecto de esto, archiconocido por los expertos imparciales:
    Hoy, el Evangelio de Lucas es el más largo de los Evangelios canónicos, porque ahora incluye “La Gran Inserción”, una extraordinaria adición del siglo XV, totalizando a alrededor de 8,500 palabras (Lucas 9:51-18:14). La inserción de estas falsificaciones en ese Evangelio desconcierta a los analistas cristianos modernos, y de ellas, la Iglesia dijo:

    “El carácter de estos pasajes hacen peligroso dibujar inferencias “

    (Enciclopedia católica, Ed de Pecci., Vol. ii, pág. 407).

    "Así de notable, los Evangelios más antiguos de Lucas omiten todos los versos de 6:45 a 8:26, conocidos en los círculos de sacerdocio como “La Gran Omisión”, un total de 1,547 palabras. En las versiones de hoy, ese agujero ha sido “tapado” con pasajes plagiados de otros Evangelios . El Dr. Tischendorf encontró que tres párrafos en las más nuevas versiones del Evangelio de Lucas , de la Última Cena, aparecidas en el siglo 15, pero la Iglesia todavía pasa sus Evangelios como la pura ” palabra de Dios ” (“¿Son Genuinos Nuestros Evangelios o No “?, op. cit.)"


    Está muy muy claro para todo el que tenga ojos y quiera ver.
    Todas esas manipulaciones, engaños, invenciones, fábulas... pasaron con total alegría a TODAS las religiones protestantes y neocristianas, quienes heredaron TODO el bagaje de mentiras inventadas por la Iglesia Católica.

    ¿Qué haremos ahora que nos enteramos de esto?

    Allá cada uno, encima no pidamos que quien honestamente nos cuenta le verdad sea además la nueva guía de nuestra vida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, ¿qué dices de dirigir la vida? Estás desvariando.

      Eliminar
    2. Teodoro, amigo, mejor en lugar de acusarme de desvariar, léete todos los comentarios.
      Me refería al de "Rafael Mateos19 de agosto de 2017, 9:32
      ¡Yoel!...y sí eso es verdad todo lo que me dices y me cuentas..¿ ahora que hago ? ¿ Que me aconsejas ?"

      Eliminar
    3. Pablo, te has dirigido a mí, no a Rafael, debes ser más específico.

      Eliminar
    4. No Teodoro, mi respuesta tenía varios párrafos, y sölo los primeros eran para ti. No seas acaparador.

      Eliminar
    5. Pablo desde el primer párrafo en el que te diriges a mí, hasta el antepenúltimo, hablas de falsificación de la iglesia católica.

      Has sido tú el que me has respondido sin yo habértelo pedido.

      Te repito, debes especificar a quién te diriges si en un mismo comentario te diriges a varios blogueros, es lo correcto para no crear confusión.

      Vuelves a desvariar,qué hablas de acaparar?

      Eliminar
    6. Pobre Teodoro, como se ofusca...

      ¡Pásalo bien, amigo!

      Eliminar
    7. Desvariar es lo tuyo, no das una.

      Eliminar
  24. Me permito añadir el contenido de este link:
    https://secretasverdades.wordpress.com/2011/06/29/por-que-no-hay-ningun-registro-de-jesus-cristo/

    No es posible encontrar ningún legítimo escrito religioso o escrituras históricas compiladas entre el principio del primer siglo y bien entrado el cuarto siglo, de ninguna referencia a Jesús Cristo y los espectaculares eventos que dice la Iglesia que acompañaron su vida.

    Esta confirmación viene de Frédéric Farrar (1831-1903) del colegio Trinity, de la Universidad de Cambridge:

    “Es asombroso que la historia ni siquiera haya embalsamado para nosotros un dicho cierto o definido, o alguna circunstancia en la vida del Salvador de la humanidad … no hay ninguna declaración en toda la historia que diga que alguien vio a Jesús o habló con él. Nada en la historia es más asombroso que el silencio de los escritores contemporáneos acerca de los eventos relatados en los cuatro Evangelios”.

    (La Vida de Cristo , Frédéric W. Farrar, Cassell, Londres, 1874)

    Esta situación surge de un conflicto entre la historia y las narrativas del Nuevo Testamento. El Dr. Tischendorf hizo este comentario:

    “Debemos admitir francamente que no tenemos ninguna fuente de información respecto a la vida de Jesús Cristo más que las escrituras eclesiásticas ensambladas durante el siglo IV”.

    (Códice Sinaítico, Dr. Constantin von Tischendorf, Biblioteca británica, Londres)

    Hay una explicación para esos centenares de años de silencio:

    La estructura de la Cristiandad no empezó hasta después del primer trimestre del siglo cuatro, y por eso, el Papa Leo X (d. 1521) llamó a Cristo una “fábula”

    ResponderEliminar
  25. En los ciclos de conferencias que daba a lo largo del territorio estadounidense (aún sigo dándolos), solamente los católicos, los evangelistas y los testigos de Jehová presentes en el auditorio me pedían pruebas. Se las mostraba y al final no creían en ellas. Aludían que se trataba de pruebas de personas no creyentes y que por lo tanto eran falsas. Les respondía que no existían pruebas verídicas de la existencia de Jesucristo. La Historia no documenta la existencia del personaje. Desde entonces no muestro pruebas de ninguna clase y dejo que cada cual las busque. Solamente me limito a exponer.
    Los libros los he repartido gratuitamente, con los gastos de edición a mi costa, a excepción del primer libro (de 256 páginas), que lo entregué por solamente 5 euros, aunque el costo de impresión fue mayor. Digo esto último porque se me echa en cara que estoy haciéndome rico a costa de vender libros. Vivo de mi trabajo en la agencia periodística por mí creada, en la que dí empleo a un ex superintendente y a dos ex ancianos, además de a dos ex testigos sin cargos.
    A esto añado que soy profesor titulado de Literatura hispana, Historia y griego clásico, aunque ya no ejerzo. Rechacé en su día colaborar en la traducción de un Nuevo Testamento, aludiendo que para ello existen los trabajos de Nestlé y Wescott y Hort, entre otros, de quienes se traducen los Nuevos Testamentos actuales. Expongo esto porque se me tacha de ignorante del cristianismo. Y efectivamente, soy ignorante de un cristianismo del que no existe constancia histórica firme en los tres primeros siglos. Solamente conozco el cristianismo creado a partir del siglo IV.
    Me he basado en un profundo e imparcial trabajo de investigación por mi parte y por la de mis compañeros. Que no se me crea es otro asunto y nadie está obligado a creerme. Cada cual es libre de creer o no creer en la existencia de un personaje del que los historiadores de los tres primeros siglos guardan absoluto silencio, sobre todo Filón de Alejandría, quien vivió en el tiempo el que se supone que vivió Jesucristo.
    En cuanto al papiro P52, éste sigue fielmente la redacción traducida de la Vulgata, que es de casi finales del siglo IV, por lo que es imposible que tal papiro sea del siglo II. La defensa del papiro en el siglo II corre siempre a cargo de eclesiásticos, teólogos y creyentes que no aceptan evidencias ni opiniones en contra.
    Durante más de un año ‘estudié’ con los testigos de Jehová. Hacía preguntas tan difíciles y duró tanto el ‘estudio’, el cual nunca llegó a concretarse en un determinado libro, que el superintendente decidió que no me atendieran más y no me bauticé. No me bauticé porque no veía la cosa clara. Después investigué por mi cuenta durante años y descubrí la realidad de la organización.
    A pesar de lo fuertemente que soy criticado, animo siempre a investigar; pero para eso hay que librarse de ideas preconcebidas que atan el corazón y obnubilan la mente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Jose Yosadit Von Goethe, me he tenido que poner pesado para que me responda, creo que por educación y cortesía lo podría haber hecho la primera vez que me dirigí a usted.

      No soy católico, ni evangelista, ni tj, no pertenezco a ninguna religión y tampoco sufro obnubilación alguna ni tengo atado el corazón con ideas preconcebidas, simplemente le he pedido muestras de los eruditos que afirman que el P-52 es falso.

      Creo que un ataque tan directo merece pruebas contundentes y veraces de lo que usted afirma, porque se puede decir que el pulpo es un animal de compañía, pero si no se demuestra, es porque sólo es pura especulación.

      Eliminar
  26. La existencia de un Jesus historico, esta absolutamente reconocida por los eruditos modernos, no asi el Cristo Biblico. Asi que estas bastante solo en tus opiniones.

    A diferencia de lo que afirma, hay numerosos fragmentos de la biblia anteriores al siglo IV.
    Le dejo el link para que se des-asne.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Manuscrito_b%C3%ADblico#Fechado_de_los_manuscritos_del_Nuevo_Testamento

    ResponderEliminar
  27. La Vulgata latina se escribió casi a finales del siglo IV. Y los papiros que la Iglesia atribuye a los siglo II y III siguen la traducción griega de la Vulgata. Por lo tanto esos papiros no pueden ser de antes del siglo IV.

    ResponderEliminar
  28. En serio que usted cree que Wikipedia, un lugar en donde cualquiera escribe lo que quiere y edita lo que le parece, es una fuente?? Lo invito a des asnarse consultando fuente fidedignas o si quiere citar algo use algo más sustentable. Cualquiera usa Google para hacerse el erudito. Wikipedia, ja

    ResponderEliminar